Aroa Collazo, autor en Marketeros de Hoy


Aroa CollazoAroa Collazo12 enero, 201717min3754

En mi primer post para Marketeros de hoy me gustaría tratar el tema de la gestión correcta de las redes sociales para vender nuestros productos o infoproductos fidelizar y conseguir más usuarios y cuidar nuestra reputación online sobretodo en las páginas de Facebook.

Si hay algo que a mi personalmente me desagrada muchísimo es sentir que alguien quiere venderme su producto a toda costa independientemente de si cubre mis necesidades o no.

Esto parece una obviedad, porque es algo que a casi nadie nos gusta y suele ser bastante molesto. Pero la realidad nos demuestra que son muchos los que aún no han entendido que la forma de vender ha cambiado, todo a nuestro alrededor ha cambiado.

La forma de consumir, la forma de acceder a la información, todo absolutamente todo.

Y si no eres plenamente consciente de este gran cambio estas totalmente muerto en esta nueva era de la información.

Aun así observo diariamente infinidad de muros de Facebook, donde quieren venderme su producto sea como sea sin pensar ni por un segundo en mis necesidades o las de ningún otro consumidor, más que en las suyas propias de llenar sus bolsillos.

La forma de gestionar eficientemente las redes sociales para que sean efectivas en tu estrategia de marketing digital para vender tus productos o infoproductos  y no convertirte en un comercial del Corte Inglés (con todos mis respetos a sus comerciales)…

Decir a todas horas lo bueno que eres sin aportar ningún valor al usuario, no sirve de nada Clic para tuitear

Es pensar absolutamente el 100% del tiempo en tu cliente y sus necesidades y sobretodo en cómo resolverlas.

Pero no basta con pensar en él y tenerlo en cuenta hay que demostrarlo a través de nuestros perfiles sociales.

Hay un dicho popular que me gusta mucho que dice así, ” La mujer del rey además de ser honrada debe parecerlo”, pues para la gestión correcta de las redes sociales de tu empresa, es exactamente lo mismo.

Estar compartiendo a todas horas las condiciones de tu producto o servicio sin aportar ningún valor añadido para el usuario es una pérdida de tiempo absoluta y va a hacer que tu perfil pase completamente desapercibido.

Somos demasiados y los usuarios están agotados de tanta información, muchas veces tan similar en tantas redes sociales, perfiles públicos, blogs etc., por tanto  si no buscas la forma de sorprender al que te visita, de hacer que se convierta en un fiel evangelizador de tu producto o marca, tener una red social no va a ayudarte en nada a vender más tus productos o infoproductos.

 

5 consejos para vender tus productos a través de las redes sociales

Si tenemos claro que a nadie nos gusta que nos presionen para comprar un producto que no necesitamos o que nos asesoren de manera incorrecta, dejemos de hacerlo nosotros mismos cuando nos ponemos en la piel del que tiene que vender su producto.

Hay muros de Facebook que parecen realmente un bazar, están llenos de ofertas y promociones totalmente impersonales y que no generan ningún tipo de emoción o sensación a la mayor parte de los usuarios, más que a los que de antemano ya están interesados en este producto en concreto.

Por eso quiero darte 5 sencillos consejos para saber gestionar las redes sociales de tu empresa, web o blog, que te reporten un nº mayor de participación de tus usuarios, y a hacer estos  adoren tu muro de Facebook y compren tus productos o infoproductos.

1. El autobombo está bien, pero con mesura

Está claro que si nuestro objetivo es vender a través de nuestros perfiles sociales nuestros productos o infoproductos tenemos que promocionarlos.

Y es que la promoción en su justa medida y bien hecha es condición indispensable para vender desde un lápiz hasta un curso online.

Haz una buena estrategia en redes sociales, créate un excel y deja reflejado cuántos días vas a publicar a la semana y cuántas veces al día.

Yo destinaría solamente una publicación diaria a la promoción de tu producto o infoproducto y otra publicación más al día, para dar información relacionada con tu sector que pueda ayudar a tu usuario.

Y una tercera publicación que humanice tu marca y lance un mensaje agradable sin más a tus usuarios.

Aprovecha la publicación diaria que vas a hacer para la promoción de tu producto o infoproducto para expresar de forma muy clara y sencilla la información más importante y valiosa que el usuario debe saber sobre el producto que le ofreces.

2. No tengas miedo a compartir contenido de tu competencia

Este es uno de los aspectos que más me cuesta explicarle a mis clientes. En cierto modo lo entiendo, los viejos paradigmas de la venta te hacían ver a tu competencia como el máximo rival.

Pero como comento arriba, el mundo a cambiado y la forma de vender y tratar la información también.

Está claro que como en todo hay que buscar el equilibrio y tampoco tienes que compartir servicios de tu competencia más directa, pero si puedes compartir servicios que ofrece tu competencia y tú no, pero que ayuden a resolver las necesidades de tu usuario.

Debemos dejar de ser egoístas y ver a los demás como enemigos y verlos como aliados. Al final cada uno tenemos nuestra propia esencia y colaborando con las personas de tu sector y teniendo buenas relaciones con ellos, vas a conseguir que ellos también te recomienden a ti.

Comparte los servicios que sean de utilidad para tus usuarios, aunque los ofrezca la competencia Clic para tuitear

Así que comparte contenido de tu competencia de manera inteligente y cuando lo hagas mencionarlos siempre, sé un ejemplo de buena conducta, te lo agradecerán tus usuarios más que nadie.

Te lo aseguro.

3. Humaniza tu marca

Otro de los grandes errores que se cometen a la hora de gestionar las redes sociales es no humanizar la marca. Los usuarios necesitan sentirse confiados para comprar nuestros productos o infoproductos, ya que entre tanta información hay mucha que no es certera y los usuarios están cada vez más recelosos.

Muestra quién eres, quién está detrás de tu producto o servicio. Cuáles son tus motivaciones, establece diálogos y sinergias con tus usuarios.

Son muchas las fan page de Facebook por ejemplo, que utilizan un lenguaje demasiado protocolario y distante con su público y esto genera frialdad y desconfianza.

Como llevo diciendo desde el principio del post: lo más importante es buscar el equilibrio, ya que no se trata tampoco que subas una foto tuya en pijama en el salón de tu casa,…

Pero sí es necesario mostrar cercanía, compartir fotos del día a día del equipo, del proceso de producción o creación del producto o servicio en cuestión, etc…

4. Sé honesto por encima de todo

La honestidad es sin duda uno de mis adjetivos favoritos. Ser una persona honesta no sólo te hará triunfar en la correcta gestión de las redes sociales de tu cliente o marca, sino lo más importante te hará triunfar a nivel personal.

Si te caracterizas por ser una persona poco honesta, ten por seguro que no serás capaz de ser honesto con tus usuarios o clientes en el mundo online.

En muchas ocasiones, ante un error cometido frente a un cliente o usuario, son muchos los que tienden a intentar escurrir el bulto y engañar al cliente.

En los negocios tradicionales esto ya te resta grandes posibilidades de fidelizar o conseguir un cliente, pero es que en el mundo online estarás muerto en menos que canta un gallo, si tu falta de honestidad y honradez para con los usuarios es tu práctica habitual.

Ya que esta información correrá como la pólvora y tu reputación online se verá totalmente arruinada.

Así que te voy a dar un par de consejos para cuidar tu reputación online para vender tus productos o infoproductos, siempre manteniendo la honestidad con tu público y tus clientes:

– Lleva un control exhaustivo de qué se está diciendo de tu marca y donde se está diciendo

– Analiza quién lo está diciendo y el impacto o consecuencias que puede acarrear para tu marca e imagen

– Y actúa de manera sincera, dando explicaciones claras y honestas.

5. Empatiza con tu audiencia y da la cara en las buenas y en las malas

En relación con el punto anterior, es condición fundamental para gestionar unas perfiles sociales, que siempre des la cara ante cualquier situación con tu audiencia.

No es suficiente con dar la cara ante un problema, sino que hay que ser honesto con tu cliente o usuario, esforzarse en resolver su problema y tener la honradez de pedir disculpas y siempre ponerte en el lugar del otro, aunque consideres que no lleve la razón del todo.

Un ejemplo real: una colega que lleva la gestión de un importante mercado aquí en Vigo, se encuentra con un tweet a las 11 de la noche, de una usuaria enfadadísima y quejándose de que por culpa del parking del mercado, se quedaba sin coche hasta el día siguiente, porque lo habían cerrado con su coche dentro.

En el tweet dice también que nunca más va a volver a ir a ese mercado y que espera se le indemnice por las consecuencias de haberla dejado sin coche.

Pues bien, ¿qué hizo mi colega?

Lo primero antes de contestar se aseguró de que el horario del parking  del mercado estuviera visible para todos los usuarios, sin la posibilidad de dar a error.

Una vez comprobado que se le informa a los usuarios de la hora de cierre en el mismo ticket del parking y por numerosos lugares del mismo parking y del mercado, se pone en contacto con la clienta vía mensaje directo de Twitter.

Se disculpa e intenta saber exactamente a qué hora había llegado la clienta a recoger su vehículo.

La clienta había llegado media hora tarde y aun así estaba hecha un basilisco. Lo más fácil hubiera sido lanzar un tuit informando del horario de cierre del parking y dejarlo ahí.

Pero lo que hizo mi colega fue tranquilizar a la clienta, hacerle entender la situación desde la empatía y por supuesto indicando que no se le iba a cobrar esas horas de parking.

En realidad la culpa fue totalmente de la clienta y no se le tendría por qué devolver el dinero, pero este mínimo gesto, la rapidez en la que mi compañera contestó y con el tono en el que contestó revirtió la situación y terminó ésta pidiendo disculpas porque sabía que era su culpa.

Indicó que la frustración le había cegado y agradeciendo enormemente el buen trato del personal del mercado.

Esto es un claro ejemplo de cómo en la mayoría de los casos contestando a tus usuarios, brindándoles ayuda y dando la cara en las buenas y en las malas consigues dejarlo satisfecho y además generar un impacto muy positivo para tu marca, producto o servicio.

Lo que te va a ayudar a generar más confianza y buena relación con los clientes para vender tus productos o servicios.

Conclusión

En este post he querido reflejar como de manera sencilla se puede llevar una gestión correcta de las redes sociales, sin ningún tipo de esfuerzo ni truco enigmático.

Si sigues los 5 consejos que comparto en este post te aseguro que vas a notar grandes mejoras en la gestión correcta de tus redes sociales y las de tu empresa.

Vas a conseguir empatizar más con tus usuarios y sobretodo lo más importante: vas a generar un mayor engagement, que te va a permitir reforzar tus ventas y tu reputación online.

Solemos buscar trucos infalibles para crecer y llevar una correcta gestión de las redes sociales  cuando al final es mucho más sencillo de lo que parece, y sólo se trata de ser como en la vida real: una buena persona, honesta y cercana.

 


Sígueme en Feedly

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies