Manuel Herrera Quesada, autor en Marketeros de Hoy

rebajas-en-marketing.png

Manuel Herrera Quesada21 febrero, 20177min1510

Cuando comienzo a escribir este post nos encontramos en plenas Rebajas de Enero, aunque creo que cada vez comienzan antes y acaban después. ¿O no?

Con meses de antelación se preparan las campañas de Marketing para llegado el momento y con todos los medios a su alcance las marcas nos bombardeen con su publicidad.

Éstas nos invitan a adquirir sus productos a unos precios increíblemente inferiores y sólo por tiempo limitado, ya que como reza el título son Rebajas de Enero o Rebajas de Agosto, meses clave elegidos por las marcas para bajar el precio de sus productos.

Lo cierto es que cada año en tiempo de rebajas nos dejamos atrapar y acudimos en masa a adquirir artículos que en muchos de los casos ni siquiera necesitamos, pero es que a esos precios a ver quién se resiste ¿verdad?

Desde hace mucho tiempo, tanto que ya creo que es de toda la vida, vengo observando que según avanzan los días en las rebajas los artículos que se nos ofrecen no son de última temporada, sino de otras más antiguas.

Incluso llego a ver artículos que jamás relacionaría con esa marca, ya sea por la calidad o porque no es la imagen que durante el resto del año me están vendiendo.

Tengo la percepción, no sé si errónea, que hay marcas que para las rebajas ponen desde primera hora artículos de temporadas anteriores y dejan un espacio para la ropa de última a precios normales colocándoles, eso sí, delante y bien visible el cartelito de NUEVA TEMPORADA.

Una vez puestos en situación me gustaría lanzar las siguientes preguntas:

· ¿Podría el sector del Marketing Digital sumarse a las Rebajas?

· ¿Sería factible seguir la misma estrategia para el mencionado periodo de Rebajas?

 

Separando la paja del grano

Quiero aclarar antes de nada que al hablar de Sector del Marketing Digital me refiero a los profesionales, VERDADEROS profesionales del sector,.

Entiéndase que hablo de Community Manager, Social Media Strategist, Especialistas en SEO, Ciberseguridad, Big Data, eCommerce, Trafficker, Growth Hackers, Content Managers y demás ramificaciones del Marketing Digital que en los últimos tiempos están surgiendo como setas y que a buen seguro da para otro artículo.

Personas que han invertido su tiempo en formarse para convertirse en los mejores en su sector.

Obviamente no estoy hablando de esos otros seres que pueblan el hábitat digital fingiendo ser lo que no son, sin formación alguna e intoxicando todo lo que tocan.

Esos que piensan que porque saben rellenar los campos para abrirte un perfil en las redes sociales y ponerte un estereotipo de foto como fondo ya son el no va más.

Estos últimos no necesitan las rebajas, ellos las tiene durante todo el año, sus servicios no tiene competencia, ni en cuanto a costo ni en cuánto a resultados.

En ambos casos el cliente termina dándose cuenta que no está satisfecho y que lo barato sale finalmente caro.

 

¿Potencialmente viable o Inevitable Suicidio de Marca?

Si decidimos aplicar las rebajas a nuestros servicios… ¿Cómo lo gestionaríamos?

¿Ofreceríamos nuestros servicios presentando trabajos actuales o de nuestros inicios?

¿Eliminaríamos alguno de nuestros servicios en la oferta?

¿Limitaríamos el precio a un tiempo limitado volviendo luego a cobrar lo de siempre?

¿Tal vez utilizaríamos durante el periodo de rebajas técnicas y métodos que ya han quedado en desuso ofertando lo más actual como de NUEVA TEMPORADA?

En cualquiera de los casos opino que el tema Rebajas se acabaría volviendo en nuestra contra, debemos de tener en cuenta que nuestros trabajos son los que hablan por nosotros, que nos ha llevado un tiempo valioso colocar nuestra Marca en una posición que puede verse afectada negativamente si realizamos un abaratamiento de la misma.

MI CONSEJO: Si ofreces un buen servicio con buenos resultados los doce meses del año, la tarifa por tus servicios debe ser la misma durante los doce meses del año.

Si tú no VALORAS tu trabajo es imposible que el resto lo valore.

 

Enlace para locos suicidas

Si a pesar de todo eres de los que piensa que porque no intentarlo, que en este punto de tu carrera no tienes nada que perder…. te dejo un enlace que tal vez pueda servirte a la hora de iniciar esta aventura hacia lo que creo será el suicidio de tu Marca en el Mundo del Marketing Digital: 9 Prácticas obsoletas de Marketing en redes sociales de José Facchin

Como digo algunas veces: Allá tú y que ¡la Fuerza te acompañe!

Hasta el próximo post.



Manuel Herrera Quesada17 enero, 20179min1450

El uso de términos anglosajones en el mundo del Marketing hace que a veces nos encontremos con
palabras con un significado muy amplio y en algunos casos ambiguo.

Si buscamos el significado de la palabra Engagement nos encontramos con las siguientes acepciones: compromiso, fidelidad o conexión hacia una marca.

A continuación voy a intentar definir con más o menos precisión lo que para mí significan estas acepciones de la palabra engagement llevadas al terreno del análisis personal.

Como formador me he encontrado con situaciones en las que toca decidir qué debes hacer, manteniendo eso sí tu engagement como formador.

Ahí vamos.

 

¿Qué es el Compromiso?

Cuando hablamos del engagement del formador refiriéndonos al compromiso deberíamos matizar si dicho compromiso es hacia la institución para la que el formador trabaja o hacia los alumnos con los que comparte sus conocimientos.

En el primer caso, el formador tiene un compromiso con la institución de impartir el contenido especificado en el programa del curso que se imparte.

Partimos de la base de que es la institución la que selecciona al formador con pleno conocimiento de sus capacidades, depositando su confianza en él a la hora de impartir sus conocimientos en la forma y modo que considere más idóneo.

He conocido formadores que increíblemente sólo se dedicaban a leer la información que se les facilitaba, sin explicar ni practicar nada del contenido con sus alumnos.

En el caso del compromiso entre el formador y sus alumnos es donde a mi parecer comienza a vislumbrarse la diferencia entre un formador con engagement y uno del montón.

En todo momento el formador debe conseguir que la información que comparte con sus alumnos les sea de utilidad, que le encuentren un sentido tanto individualmente como en el contexto global del curso.

Para ello el formador debe utilizar todas las herramientas que tiene a su disposición en cada momento y situación, ajustándose a las necesidades reales de sus alumnos.

Podéis creerme si os digo que me he encontrado con alumnos totalmente desmotivados porque no entendían el qué ni el por qué de los conocimientos adquiridos con un formador dentro de un módulo anterior al que me correspondía dar a mí.

 

¿Qué es la Fidelidad en materia de formación?

¿Alguien conoce algún caso en el que un curso de veinticinco alumnos acaba con bastantes menos? ¿Qué es lo que ocurre desde el inicio del mismo hasta que el primer alumno decide comenzar a ausentarse y le sigue algún que otro más?

Habría que diferenciar entre cursos que el alumno se costea y cursos totalmente gratuitos.

Está claro que si el curso te está costando una pasta reclamas tu dinero y buscas algo infinitamente mejor.

Otros muchos son los que no lo abandonan, pero seguro que es la última vez que acuden a los mismos profesionales para recibir una formación.

Es en el caso de los cursos gratuitos donde surgen más incógnitas sobre las razones del abandono por parte del alumnado.

¿Errónea selección de alumnos? ¿Contenidos aburridos? ¿Mala elección del
formador?

La correcta selección de los alumnos es esencial para que el curso acabe dando sus frutos, para ello se define un perfil idóneo para recibir la formación.

Si estas directrices son respetadas a la hora de realizar la selección nos encontraremos con un grupo homogéneo y motivado con los que poder trabajar de principio a fin todo el contenido del curso, pero cuando estos parámetros no son respetados, nos encontramos con alumnos que no muestran interés.

Éstos se sienten en parte engañados y como consecuencia es fácil que abandonen el curso antes de su finalización.

Siempre debemos ser sinceros con los alumnos en cuanto a la formación que van a recibir y lo que pueden obtener o conseguir una vez finalizada la misma.

Para ello es primordial conocer sus inquietudes, sus necesidades reales, qué les lleva a solicitar un curso, y si no podemos cubrir con el mismo lo que ellos nos demandan ser sinceros y encauzarlos hacia otros cursos más convenientes para ellos. Seguro que lo acabaran agradeciendo.

Es un error seleccionar alumnos con un perfil inadecuado por el simple hecho de cubrir las plazas necesarias para realizar un curso.

 

redes sociales verticales¿Qué es la Conexión formador-alumno?

Creo firmemente que el verdadero engagement del formador con sus alumnos comienza desde el mismo instante que ocurre una conexión que traspasa la fría superficie de la pizarra, el duro asiento o el blanco de las hojas vacías aún por rellenar con interesante contenido.

No estoy hablando de entablar una amistad, que podría confundirse con colegueo, ni comprar su atención con regalitos

Hablo del momento en el que los alumnos ven a su formador como una persona sincera, que se muestra tal y como es, que logra que sus clases sean dinámicas, entretenidas e instructivas al mismo tiempo, haciéndoles olvidar el mundo tras la puerta.

Para mí el buen formador o digámoslo así, con engagement, es aquel que imprime su Marca Personal en todo lo que hace, que le gusta su profesión y contagia su entusiasmo a sus alumnos, es sincero, arriesgado y aprende de cada uno de sus alumnos y sus experiencias, porque lo que siempre deja claro es que en un aula todos estamos para aprender, compartir información útil y luego usarla de la mejor forma.

Como dice mi amigo David Barreda en su artículo “La Marca Personal del Docente” :

Probablemente no cambiemos el mundo, tampoco se trata de eso, pero a buen seguro que todos los que estamos participando de este proceso sacaremos un buen puñado de aprendizajes y experiencias (y me refiero a todos, a los docentes que están siguiendo esta formación, al alumnado al que se le repercute, a los asesores, a mí mismo…).

Seguro que muchos/as de vosotros/as habéis conocido formadores de todo tipo, si queréis podéis compartir vuestras experiencias en los comentarios.

¡Hasta el próximo postqueridos lectores de Marketeros de Hoy!


Sígueme en Feedly

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies