Claves Mentales para ser un Emprendedor de éxito

claves-mentales-emprendedor.png

Carolina Salvador22 Marzo, 201718min730

Este mes, después de escribir en anteriores post “cómo hacer para que desarrolles tú idea de negocio”, me pareció interesante hablar de las claves del pensamiento para que sepas llevar tu negocio al éxito.

En este post voy a hablarte de los secretos de la mente millonaria de T. Harv Eker un orador y emprendedor de gran éxito, que se dedicó a estudiar el comportamiento de las personas más ricas del mundo, llevándole a desarrollar teorías que difunde en sus libros, escritos y conferencias.

Me parece interesante que tengas en cuenta estos patrones de comportamiento, pero yo pienso que evidentemente una de las claves esenciales del éxito es ser tú mismo.

Sin embargo, si tienes en cuenta estos factores quizás te puedan hacer dar un cambio a esos pensamientos que te pueden haber llevado en otro momento varias veces al fracaso.

Aquí te dejo un vídeo de  T. Harv Eker, que dura 1 hora y 46 minutos. Yo he tratado de resumir los puntos que me han parecido más importantes para que los tengas en cuenta, pero siempre puedes verlo y sacar tus propias conclusiones.

Dicen que si se reparte todo el dinero en partes proporcionales por todo el mundo en unos 5 años la gran mayoría acabaría en las mismas manos que lo están gestionando ahora.

El pasado condiciona el comportamiento, pero podemos cambiar con el poder de los pensamientos Clic para tuitear

Hay varios patrones de comportamiento, comenzando por lo que nos enseñaron de pequeños nuestros padres, profesores, abuelos, amigos, medios de comunicación y lo que hemos oído de pequeños acerca del dinero y las experiencias que hemos tenido con el dinero.

Todo ello nos va a condicionar en todo nuestro comportamiento, pero esto se puede cambiar, modificando la forma de pensar.

¿Quieres saber cómo piensa una persona de éxito?

A continuación voy a ponerte las diferencias de pensamientos entre los ricos y los pobres, ¿Cuántos pensamientos de rico y cuántos de pobre tienes?

Todas estas claves siguen un mismo patrón: pensamiento de ricos VS pensamiento de pobres,

1. Creer en tu vida vs Creer en el destino

La personas de éxito que generan abundancia creen en su vida y en que pueden manejarla, mientras tanto una mentalidad pobre cree en el destino, en lo que lo que le sucede y se conforma con cualquier situación.

Recuerda que tú tienes las riendas de tu vida y sólo tú decides lo que pasa en ella, imagina un lienzo en blanco y dibuja lo que quieras sin limitaciones.

Hay un libro que se llama el secreto que habla de la atracción si tu piensas en ello, yo sinceramente creo que es una creencia y se puede tardar más o menos en conseguirlo, pero si te lo crees lo puedes conseguir y piensas que es sólo un sueño que te encantaría pero que jamás podrás llegar a eso.

Entonces difícilmente centraras tu pensamiento en como conseguirlo.

Tú y sólo tú tienes las riendas de tu vida y sólo tú decides lo que pasa en ella Clic para tuitear

2. Jugar al juego del dinero para ganar mucho más vs Jugar para no perder

En general la gente más exitosa suelen ser muy arriesgados, respecto a productos financieros de mayor rentabilidad, cambios en sus vidas como un mejor trabajo o dejarlo todo por un negocio o un viaje.

Sin embargo la mentalidad de un pobre será una persona más adversa al riesgo, invirtiendo en productos financieros con los cuales no pierda, no se atreve a dar grandes cambios y suele aguantar un trabajo que no le gusta.

Bueno este punto desde luego que es de un carácter muy concreto de la población, desde luego que los ricos forman un porcentaje pequeño de la población, pero al menos está bien que a través de estas reflexiones tengamos claro todo lo que sale entra y que si no te arriesgas jamás ganarás.

3. Los ricos se comprometen a ser ricos VS los pobres no se comprometen

Las personas de éxito cambian su forma de pensar y saben que la llave del tesoro se encuentra en su pensamiento. No te conformes con ver la película sé el protagonista de tu propia película.

4. Pensar en grande vs Pensar en pequeño

Pensar en grande sería querer que tu negocio sea el mejor del sector, una vez conocí a una persona que vio una oportunidad de negocio en cursos de fotografía y no sabía nada acerca de esto.

Sin embargo sabía que quería montar la mejor escuela del mundo a nivel internacional, se fijó en las mayores escuelas a nivel mundial y en menos de tres años lo consiguió.

Las mentes exitosas se fijan en las oportunidades; los pobres sólo se fijan en los obstáculos Clic para tuitear

Te hablo de una persona con 27 años y con un nivel adquisitivo bajo, pero su pensamiento era en grande y lo consiguió.

5. Oportunidades vs Obstáculos

Mientras que las mentes exitosas se fijan en las oportunidades los pobres sólo se fijan en los obstáculos que hay en el camino para poder conseguirlas.

Los ricos se centran en oportunidades. Si damos importancia a los obstáculos no lograremos conseguir nada, sólo nosotros mismos nos condicionamos en lo que pensamos.

Hace poco me contaron algo si tienes alguna idea trata de llevarla a cabo sin contarle nada a nadie, en cuanto la cuentas los prejuicios de los demás te van a afectar.

Pero recuerda que los demás casi siempre van a tender a decirnos que no somos capaces de hacerlo. Cuenta los problemas para deshacerte de ellos, pero tus ideas no las cuentes hasta que no las desarrolles, los demás pueden afectar en tu forma de pensar.

“El secreto de la abundancia es descubrir la oportunidad en la crisis” Proverbio chino Clic para tuitear

oportunidad-y-crisis

6. Admirar a las personas vs Envidiar a las personas

¿Te has sentado alguna vez en una calle comercial a mirar a la gente? ¿Tienes algún amigo que tiene mucho éxito? ¿Qué sientes? ¿Le envidias?

Si tú respuesta es sí, trata de cambiarla ya que la envidia no te lleva a ningún lado, si te gusta lo que tiene cambia tu forma de pensar e interésate por saber cómo lo ha conseguido.

Aprende de los grandes, te sorprenderán las historias de cada uno de ellos, te puedo asegurar que muchos han estado en situaciones iguales o peores que las tuyas simplemente pensaban de forma diferente.

Busca la vida de Shakira, de Steve Jobs, de Amancio Ortega, de Pau Gasol, de Bill Gates y empieza a interesarte por lo que hicieron para lograr el triunfo profesional.

Acudir a eventos de Networking y conferencias puede ayudarte a conectar con personas positivas Clic para tuitear

7. Relaciones con gente positiva y prósperas vs relaciones con gente negativa

Dime con quien te relaciones y te diré quién eres, pues algo así, de todas formas es cierto que este punto es importante, pero no seas un hipócrita ni falso con tus relaciones.

Si haces esto, siempre que tengas que ponerte una máscara con cada uno, puede llegar un momento que pierdas tu esencia, por eso es importante que trates de buscar a gente que le interesen tus mismos intereses.

Te recomiendo que acudas al Networking, asistencia a conferencias, congresos y espacios donde puedas encontrar a este tipo de gente.

8. Promocionase a ellos mismos VS no se creen nada

Esto es importante si aprender a vender como trabajas todo llega sólo y atraerás tus clientes perfectos, esto se desarrolla genial en un blog que es de los mejores sitios donde puedes plasmar tus objetivos y tus logros.

Pero no olvides de recalcarlo en cada reunión que puedas tener, no es ser un creído ni un flipado, las personas exitosas no se lo creen, simplemente lo demuestran.

9. Las personas de éxito son más grandes que sus problemas VS los pobres son más pequeños que sus problemas

Normalmente personas que han sufrido varios fracasos o situaciones límite en sus vidas como por ejemplo los supervivientes del accidente del avión en los andes, después de lo que pasaron que se les estropee el coche o les despidan no les va a suponer ninguna situación de agonía, ya que han vivido situaciones mucho peores.

10. Los ricos son muy buenos receptores VS los pobres son pésimos receptores

Una persona de éxito se interesa de las noticias y está al tanto de todo y toma decisiones ya que cada noticia es una oportunidad de negocio, por lo que te recomiendo que a partir de ahora estés siempre al tanto de las novedades que ocurren en el mundo.

11. Los ricos siempre están formándose vs los pobres ya lo saben todo

Nunca des por hecho las cosas: interésate, pregunta, estudia y fórmate todo lo que puedas y más.

12. Los ricos eligen obtienen ingresos según sus resultados vs los pobres obtienen ingresos por su tiempo.

Trata de pensar en que el tiempo que tenemos es lo único que es limitado aprende a no vivir de él ya que esto te hace ser un esclavo.

13. Los ricos piensan yo quiero las dos cosas VS los pobres piensan o se tiene una cosa o se tiene otra (no se puede tener todo)

A partir de ahora puedes permitirte pensar que si se puede tener todo, porque conformarse sólo con una cosa.

14. Los ricos piensan en su fortuna neta y los pobres con los que ganan en el trabajo

Una persona es rica cuando tiene un patrimonio que le genera beneficios sin tener que hacer nada, por eso debes tratar de buscar algo así.

15. Los ricos administran bien su dinero y los pobres administran mal su dinero

Una persona que no sabe gestionar su dinero ve en 1000€ un viaje a cuba, sin embargo la persona que sabe gestionarlo lo mete en acciones genera dinero que le rentabilizará y se podrá hacer más viajes con el mismo dinero.

16. Los ricos hacen que el dinero trabaje para ellos vs los pobres trabajan para su dinero

Debes trabajar una vez para que te de dinero durante muchísimo tiempo, por ejemplo para la grabación de un disco es mucho esfuerzo, pero una vez que ese producto se ha generado los beneficios de esto estará durante mucho tiempo.

17. Los ricos actúan a pesar del miedo vs  los pobres dejan que el miedo les detenga

 Casi todos tus miedos están infundidos por tu entorno por lo que debes intentar separarte de esto y dejarte guiar por tus sentimientos.
¿Sabías qué a Walt Disney le echaron de un trabajo por falta de imaginación?

Cuántas veces en nuestra vida nos han ocurrido cosas que nos hacen sentir de menos y finalmente no hay que dejarse llevar por lo que digan los demás de nosotros debemos de creer en nosotros mismos.

WaltDisney

Espero que este post al menos te sirva de reflexión y cambies al gunas formas de pensamiento para que te ayuden con tus futuros proyectos.

Y dime,

¿Cuántas de estas claves mentales no cumples todavía?

¿Crees que puedes que cambiar en tu forma de pensar?

 


tips-de-motivacion.png

David GarcíaDavid García7 Marzo, 201712min870

La motivación… esa maravillosa sensación que funciona como aceite en el engranaje de la lucha hacia nuestros objetivos. Hoy te traemos 6 valiosos tips de motivación que te ayudarán en tu camino al emprendimiento.

Esa emoción que invade cada poro de nuestra anatomía y nuestro halo interior, haciéndonos creer que somos capaces de realizar las gestas más épicas y los sueños más inusitados.

Pero la motivación,  también es esa cómplice irregular, que viene y va, aquella que, si no cuidamos y enamoramos a diario con nuestra actitud, se transforma, de un instante a otro, de novia perfecta a amante de ocasión.

A nivel profesional y personal trasciende de la categoría de elemento de importancia para constituirse como una verdadera necesidad.

Pero en concreto, si miramos hacia el ámbito emprendedor, se establece como una base ineludible para cimentar el deseado proyecto que se tiene en mente.

¿Cómo puede conseguir un emprendedor no desmotivarse en el difícil día a día y en el enfrentamiento de obstáculos que ello trae consigo?

Pues, como todo en la vida, no existe una fórmula secreta, pero vamos a contaros una serie de tips de motivación que, esperamos, os harán más fácil lograrlo.

 

Crea tu “mundo ideal” de trabajo

Aunque parezca una tontería, es de vital importancia, que si tienes un lugar más o menos fijo para desarrollar tu actividad profesional, lo hagas tuyo, haciéndote sentir cómodo y compuesto a tu manera aunque sea por detalles pequeños como una foto o cualquier objeto que sientas especialmente como de tu “propiedad emocional”

Pero, en este caso, no me refiero a un espacio físico, sino a un espacio mental.

Me explico,  cuando estés pensando en un nuevo post, una propuesta para un cliente, un proyecto… En ese momento, no des rienda suelta a tu destreza mental en el vacío. Imagina un “lugar” que siempre sea el mismo y que sea como tú quieras.

Y no, no me refiero con esto al típico entorno de una playa paradisiaca ni un prado, ni ninguno de esos contextos tradicionalmente entendidos como idílicos, pero impersonales

Tiene que ser “tu lugar de trabajo” y va a ser como tú quieras, sin límite de presupuesto ya que en tu mente tienes “barra libre creativa”.

Ese espacio va a  contener todas tus ideas “en carpetas o cajas mentales”, tus pensamientos van a estar anotados en una o varias pizarras, etc.

De manera que cuando necesites por ejemplo organizarte o crear un post o una propuesta, puedas acudir a ese “rincón tuyo y sólo tuyo” donde está todo tu “arsenal creativo”.

Si consigues crear ese entorno en tu mente, percibirás un incremento en la actividad de tu memoria que te va a sorprender. Y no es nada raro, sólo se trata usar más y mejor tu mente.

 

No permitas que “tu alfombra mágica” se llene de polvo

Se nos presentan varias tareas a diario, cosas a medio acabar, ideas por desarrollar… No obstante cometemos el error muchas veces (demasiadas), de no saber separar y clasificar unas de otras de manera óptima a nivel organizativo, básicamente por tres motivos:

  • Nos invade la ansiedad por hacer todo a la vez , por lo que, no prestamos el máximo de nuestro esfuerzo y talento a cada cosa por separado.
  • El agobio nos nubla el talento y la energía, haciendo que, no logremos realizar lo mejor que podemos las actividades pendientes.

Además, y lo que es aún peor, nos “cambia” la forma de ser en momentos puntuales, trayendo consigo como consecuencia, que nuestra manera de afrontar las cosas y nuestra capacidad de reacción, no se corresponda con como realmente somos.

  • Tiramos la toalla en momentos de inseguridad porque nos autoconvencemos de que no estamos capacitados para llevar a cabo alguna tarea o acción.

Ante estas situaciones, la solución: Parar un minuto, respirar hondo y, mientras lo hacemos, recordar algún momento de éxito o alguna persona que nos admire por el trabajo que realizamos.

Por último, tomar conciencia de que SOMOS SIEMPRE IGUALES y que no vamos a dejar que ninguna circunstancia o contratiempo pueda cambiar la percepción que tenemos de nosotros mismos.

Entonces estaremos preparados para “machacar” lo que antes nos había paralizado.

 

El tiempo es oro pero no todos los minutos son joyas

El esfuerzo es la base para crecer en nuestro trabajo y alcanzar nuestros objetivos. Sin esfuerzo, el resto de elementos no tiene sentido ni razón. Pero hay que saber distinguir entre dos conceptos:

  • Horas de trabajo: Esos periodos del día en los que mente, ánimo, creatividad y esfuerzo se alinean cual astro cósmico y el trabajo fluye con armoniosa sintonía y efectividad.

Hay que aprovechar estos momentos como si se nos fueran la vida en ello porque son el verdadero pozo de la productividad.

  • Horas Sinsajo ( también conocidas como “Los Juegos del Hambre creativa”): todos conocemos y/o sufrimos este tipo de momentos casi todos los días.

Son un evidente “quiero y no puedo”, la fuerza de voluntad esta ahí, pero el cansancio, ofuscación, agobio y otro factores de índole similar juegan en detrimento del buen hacer y el rendimiento.

En este contexto, lo mejor es darse un respiro para que todos los elementos base vuelvan a cohesionar y ponerse entonces a “luchar” de nuevo con energías renovadas y la mente despejada.

 

La lámpara no es mágica, si tú la creas como un genio

¿Sentido o sensibilidad? ¿Razón o emoción? No se trata de elegir una u otra forma de afrontar las cosas, ya que ambas perspectivas son necesarias.

Si el sentido y la razón domina la acción emprendedora del día a día, muy probablemente, los resultados de tus acciones serán correctos o, al menos, similares a lo tradicionalmente entendido como tal.

Pero un emprendedor que se precie no persigue la corrección y aprobación de lo que se supone que está bien. Un emprendedor de verdad, tiene que poner alma en cada paso, su sello personal y su autoría única y diferenciadora.

Uno de las principales causas de desmotivación emprendedora es olvidar esto y actuar tal y “como se supone que debemos hacerlo” o “como los demás quieren que lo hagamos”.

Es importantísimo no permitir que roboticen nuestra estrategia emprendedora ni las tácticas en el proceso de desarrollo de la misma.

 

Fija un pequeño tesoro en el final de la lucha

Los estímulos no son importantes, sino que son imprescindibles. Si llenas cada minuto de tu día a día de trabajo, trabajo y trabajo, construyendo una composición organizativa rutinaria que prescinda de todo aspecto de ocio, descanso o disfrute está claro cuál va a ser el resultado a corto o medio plazo.

Da igual que seas un mega luchador, es irrelevante que la ilusión por alcanzar tus objetivos profesionales circule por tu sangre cual leucocito, ya que, si no dejas paso a nada más que vida profesional, quieras o no, vas a acabar “más quemado que el palo de un churrero”.

Proponte pequeñas metas con su premio correspondiente. No tienen que ser grandes recompensas: cenar algo que te guste especialmente, salir a dar un paseo, tumbarte a escuchar música, ver una película.

Todos esos pequeños detalles, son los que terminarán de hacer grande tu rendimiento y tu trabajo, porque tu motivación estará bien alimentada y en plena forma

 

La cueva de las maravillas: el presente

A veces se nos olvida que la vida se compone de TODOS Y CADA UNO DE LOS SEGUNDOS que hay en ella. ¿Qué significa esto? Pues que , parece que estemos esperando a acabar las tareas del trabajo, las familiares, las rutinarias en general, para poder “vivir”. ERROR!!

Disfruta de cada segundo en tu vida profesional y personal. Si tienes un buen día, ¡no escondas la sonrisa!. Y si tienes un día menos bueno, haz que tu reacción al respecto sea tu razón para sonreir.

No olvidéis que ahora ya es pasado, mientras escribo en este preciso momento, cada palabra se almacena en el rincón de mis recuerdos sin que pueda hacer nada para parar el tiempo.

Sin embargo, sí puedo hacer una cosa: disfrutar de ese liviano pero intenso y maravilloso instante: EL PRESENTE.

 


triunfar-sin-tener-talento.png

Emilio Barreda2 Marzo, 20179min1060

En otros artículos publicados para diferentes blogs me he centrado en demostrar cómo el talento, la determinación y la vocación por un trabajo terminan dando su fruto.

En el artículo escrito para Emprendedores famosos de Ismael Ruiz os ponía ejemplos de personas que tenían muy claro lo que querían y no cejaron en su empeño hasta conseguirlo, pasando una vida muy perra hasta que consiguieron el reconocimiento que pretendían, la fortuna que anhelaban …

Para Marketeros de hoy os propuse el ejemplo de Sylvester Stallone, una persona a la que todos rechazaron e intentaron convencer de que jamás podría ganarse la vida como actor porque era un pésimo intérprete.

Y, al final, parece ser que sí pudo vivir (y vivir muy bien) como actor.

Pero, ¿qué pasa cuando no se tiene una vocación clara? ¿se puede triunfar cuando no se sabe lo que se quiere?

Carecer de talentos que poner al servicio de una empresa parece que es un grave problema para triunfar en la vida.

Pero todos tenemos talento en algo, la cosa es encontrarlo y ponerlo a trabajar en la dirección adecuada. Por eso en este artículo os quiero explicar esto de los talentos siguiendo un poco la vida de un personaje que ahora todos conocéis.

Si os hablo de Dwayne Douglas Jhonson muy pocos sabrán quién es. Si os hablo de La Roca, a más de uno se le iluminará la bombilla. Pero si os hablo de El regreso de la Momia, El Rey Escorpión… ya os empezará a sonar más.

Pues este tipo no quería ser actor.

Nunca se lo propuso, nunca sintió esa “vocación”, nunca tomó clases de interpretación y en ninguna biografía he leído que participase en las funciones del colegio.

Vio una oportunidad y no la dejó escapar. Pero,…

¿Cómo llega el triunfo a alguien sin un talento concreto?

Siempre tendemos a pensar que desde pequeños algo nos llama la atención, ya sea dibujar, escribir, investigar, algún tipo de deporte… y que a eso tenemos que dedicar nuestra vida. Y es verdad que a mucha gente le pasa eso.

Han tenido la suerte de tener las cosas claras desde muy tierna edad y han enfocado su vida desde el principio a conseguir ese fin, a triunfar como cantantes, escritores, futbolistas, arquitectos, cocineros…

Pero en el ejemplo que nos ocupa no ocurre eso. Dwayne Jhonson es hijo y nieto de luchadores de lucha libre, esa mezcla de deporte y teatro que tanto gusta sobre todo en Norteamérica.

Eso le podía predisponer a ser él también un luchador, pero no le llamaba la atención.

A los 16 años ya media 196 cm y pesaba 100 kilos, se había dejado un ridículo bigotillo y llevaba a sus espaldas más de diez arrestos por los más diversos delitos y faltas.

Era una mole macarra y hortera que sólo sabía meterse en problemas cuando se dejó convencer para jugar al futbol americano en el instituto (aquí sus biografías hablan de muchos cambios de institutos pero no dicen si era expulsado por mal comportamiento o por traslados familiares)

El caso es que vio la oportunidad de utilizar su masa corporal para hacer algo más que robar y dar palizas. Y no le fue mal la cosa, poco tardaron los ojeadores de las universidades en fijarse en él y en ofrecerle becas de estudio para que jugara al fútbol para ellos.

Otra oportunidad que tampoco desperdició. Se decidió por la universidad de Miami, que jugaba en una liga universitaria muy fuerte y eso le predisponía a dar el salto a la liga profesional de fútbol americano.

Con su universidad consiguió el campeonato de liga y justo cuando iba a dar el salto a profesional… se lesiona la espalda.

Para una cosa que se le daba bien hacer y no era ilegal y se truncan sus expectativas por una lesión que le apartaba de ese mundo de un plumazo.

A pesar de eso fichó por un equipo profesional canadiense pero dos meses antes de comenzar la liga rescindieron el contrato. Su lesión era incompatible con la práctica profesional de ese deporte.

A esas alturas de su vida, cuando ya todo parecía encaminado y con un buen rumbo hay que amoldarse a las circunstancias y volver a fijar nuevas metas y objetivos.

Cuando el viento cambia de dirección o te adaptas o te paras.

Así fue como no le quedó más remedio que intentar dedicarse a la profesión familiar, a pesar de que no era lo que él quería. Se puso a entrenar y consiguió entrar en el mundo de la lucha libre. Y en ese mundo sí que triunfó, a lo grande.

No me voy a parar a hacer un listado de sus campeonatos ni sus peleas porque no es el caso. Muchas.

Cuando empezó a destacar en esa nueva profesión fue invitado a un programa de televisión junto con otros luchadores, a él le tocó hacer la presentación de sus compañeros ante el público que estaba en el programa y ante los teleespectadores.

Dwayne vio otra oportunidad y no la quiso pasar por alto. Su presentación y cómo se desenvolvía delante de las cámaras llamó la atención de productores y directores de cine y televisión que pronto lo llamaron para ver si podía aparecer en cameos en sus series de televisión.

Y como la lucha libre americana tiene mucho de teatro La Roca ya estaba preparada para ese mundillo.

Primero apareció en alguna serie de televisión sin mucha repercusión pero le propusieron aparecer en una película para el cine y aceptó encantado. La película fue El regreso de la momia y su éxito fue fulgurante.

Al año siguiente protagonizó la precuela de esa película y se convirtió en el actor novato mejor pagado con 5 millones de dólares en sus bolsillos.

Y así hasta ahora, el año pasado la revista Forbes lo proclamó el actor mejor pagado de 2.016 así que se puede decir que ha triunfado, ha conseguido llegar al éxito a pesar de no tener un talento claro, una vocación determinada.

Lo que sí tiene, el talento oculto que lo ha llevado hasta donde está, es ver las oportunidades y no dejarlas escapar, no creerse derrotado o fracasado por no conseguir lo que se había propuesto en cada momento.

Las cosas se intentan, si no salen, pues se intentan otras.


modelo-canvas.png

Carolina Salvador18 Febrero, 201713min920

En anteriores post te hablé de cómo saber si tu idea de negocio era buena o no, si tienes dotes para ser un buen emprendedor  y que oportunidades tienes para poder llegar a ser lo que quieras.

Ahora que ya tenemos la idea y sabemos cómo tenemos que trabajar vamos a ponernos manos a la obra y quiero que empieces hoy mismo a construir tu plan de negocio,  pero sin complicarte demasiado para que pases a la acción lo más rápido posible.

En este post voy a explicarte cómo hacer un modelo de negocio en 5 minutos con el modelo de Canvas y podrás analizar tu estrategia en una sola hoja para saber que es lo que necesitas para arrancar. ¡A trabajar entonces! 😉

Si te interesa saber cómo lo vamos a hacer sigue leyendo este post.

Este modelo de negocio lo descubrí hace unos años en uno de mis intentos de negocio, realmente pienso que todos aquellos fracasos o intentos que he hecho han servido para mucho.

Crear un modelo de negocio en 5 minutos con el modelo de Canvas ¡sí es posible! Clic para tuitear

Ahora sé que todo tiene sentido para llegar donde estoy, cada proyecto me ha hecho aprender y crecer y sin dudarlo seguiré apostando por hacerlo una y otra vez soy una emprendedora y es lo que gusta 🙂

No saber hacer algo a mi me frustraba, pero finalmente siempre hay alguien de tu entorno que te puede ayudar y en internet hay información de todo, por lo tanto que la falta de conocimiento no te paralice.

Te animo a que lo intentes, al menos estudia la posibilidad de como hacerlo para saber si es rentable o no, que otra cosa que aprendí es a trabajar por dinero.

Si te tiras mucho tiempo sin ganar nada te puedes frustrar y acabas pensando que fue una pérdida de tiempo, haz cositas sencillas que te hagan ganar aunque sea un poquito, pero eso te dará fuerza para seguir.

Con este modelo de plan de negocio no tardarás nada en analizarlo y saber qué es lo que necesitas para poder empezar, estoy segura que sabrás de donde tienes que sacar cada cosa.

El mundo está lleno de oportunidades y los límites sólo te los pones tú mismo @Carolina_Salvad Clic para tuitear

 

¿Quién fue el inventor del Modelo de Canvas?

Me sorprendió al buscar información para este contenido, ya que no sabía a quién se le había ocurrido este modelo y pensaba que sería el típico economista viejo.

La verdad no entendía porque en la universidad no me habían explicado este modelo que me parece tan genial y yo tenía que hacer unos pedazo de modelos de negocio que de verdad era inhumano.

Digamos que yo soy más de pasar a la acción lo antes posible que no de perder mucho tiempo en estas cosas.

Te cuento la historia, resulta que en 2004 Alex Osterwalter presentó su tesis doctoral  donde hablaba de la esencia del modelo de negocio.

Pero fue realmente en 2008, relativamente hace poco tiempo, por eso no me lo explicaron en la universidad, cuando presentó este maravilloso modelo para simplificarnos la vida, ahorrarnos tiempo y quebraderos de cabeza.

¿Ves? esto es una idea útil así que lo felicito porque Alex Osterwalder nos hizo más felices y eficientes.

Esta es su web, http://alexosterwalder.com/ por si quieres seguirle y descargarte sus modelos, me pareció muy interesante el de la propuesta de valor.

Modelo de negocio

 

¿Cual es el secreto de cualquier negocio?

Lo más importante es encontrar tu cliente y aportarle un valor que nadie más se lo de, piensa en cercanía, transparencia, confianza, ahorro de tiempo, dinero… como ya te comenté en el post anterior, debes buscar que tu idea se útil.

 

¿Qué es un Modelo de Canvas?

Un modelo de Canvas es una forma de plasmar un modelo de negocio en 5 minutos de forma sencilla, con los puntos clave del negocio y podrás ver en una sola hoja toda tu idea.

Puedes descargarte aquí su plantilla. Te recomiendo que la imprimas y lo rellenes o con lápiz o poniendo post-its para poder modificarlo cuando lo necesites.

 

¿Qué ventajas tiene el Modelo Canvas?

Sencillo e intuitivo, no hay nada más sencillo que seguir una plantilla, hace que tu mente se aclare y seas muy concreto con lo que tienes que responder.

Práctico, puedes cambiarlo tantas veces quieras, es interesante que vayas analizando cada cierto tiempo si tu estrategia funciona o la cambias.

Divertido, es como un juego que tienes que ir rellenando casillas y lo que más mola es que las respuestas te las sabes y que ves cómo tu idea toma forma súper rápido.

Visual, en un golpe de vista puedes ver bien el modelo de negocio, ya que ocupa tan sólo una cara de una hoja y es importante que sea así para que puedas tener una comprensión general del negocio.  

Trabajo en equipo, lo puedes hacer en equipo, es más dinámico y salen más ideas, te animo a ello. 😉

Inviertes poco tiempo, no sabéis la de tiempo que me tiraba en la universidad haciendo planes de negocio y cuando descubrí el modelo de Canvas fue una salvación, todo mucho más rápido y más claro.

 

¿Cómo hacemos un modelo de canvas?

Este modelo es una plantilla de nueve casillas, te voy a explicar lo que tienes que poner en cada casilla para que sepas hacerlo requete bien. 🙂

1. Segmento de Clientes es una de las partes de tu modelo de negocio más importantes junto con la propuesta de valor, por lo que es importante que a estos dos puntos les dediques tiempo.

Necesitas conocer bien quién va a ser tu cliente cuál es su MODELO DE NEGOCIO CANVASedad, sexo, sus estudios, nivel socioeconómico, gustos, procedencia geográfica…

Busca cuales son sus necesidades para saber cual es el valor que tienes que darle a cada uno de tus clientes.

2. Propuesta de valor, es el valor que vas a aportar con tu negocio a tus clientes, cuál va a ser tu diferenciación.

Este es uno de los pasos más importantes que marcarán la diferencia en el mercado entre tu negocio y la competencia, si sabes encontrar tú valor hallarás la clave para que tú negocio prospere.

Tienes que poner el problema que solucionas, donde ayudas, que necesidades vas a cubrir, etc…

3. Canales de distribución, a través de que canales vas a llegar a tus clientes, cuales son los canales que funcionan mejor, los más rentables… por ejemplo una Web, dispositivos, aplicaciones, una tienda…

4. Relaciones con clientes aquí tienes que poner cuales van a ser las estrategias que vas a utilizar para atraer, fidelizar y captar clientes para tú negocio.

5. Flujos de ingresos, en este apartado tendrás que poner el precio de tus productos o servicios y justificar el valor de estos, es decir, por qué te tienen que pagar ese precio qué va a aportar, qué necesidad va a cubrir. También tienes que reflejar de que manera te pueden pagar en efectivo, tarjeta, plataformas de pago y el valor real de tu ganancia que vas a percibir quitando impuestos y lo que te cuesta cada unidad de producto, es decir, los gastos.

6. Recursos clave son los recursos que necesitas para que tú negocio funcione, por ejemplo si quieres montar una tienda online pues sería, una persona que desarrolle la Web, el capital que vas a aportar, un almacén donde guardar lo que compras para vender, el dominio, el hosting, etc…

7. Actividades clave son aquellas actividades que vas a realizar para que tú negocio funcione y aportes valor a tus clientes, es decir, cómo vas a realizar el proceso de producción.

8. Red de asociados estos son nuestros proveedores clave, gente externa a la empresa con quién vamos a trabajar que está vinculado a nuestro proceso productivo.

9. Costo de la estructura, aquí tendrás que reflejar cuales son los costes que vas a tener para poder montar tú negocio, tanto fijos, variables, impuestos, etc…

Todo lo que creas que te puedes gastar. Te recomiendo que hagas el presupuesto tirando a lo alto para contar con cualquier tipo de contratiempo.

Por último aquí te dejo este vídeo en donde explican genial el modelo de canvas te recomiendo que lo veas.

 

Espero que te sea útil para tí como lo ha sido para mí tantas otras veces.

Cualquier duda que tengas sobre cómo hacer un modelo de negocio con el Modelo Canvas, estaré encantada de poder colaborar en resolver tus dudas. ¡Mucho éxito!

 


stallone.png

Emilio Barreda8 Febrero, 201715min920

En este artículo que quiero explicar la historia de Sylvester Stallone, una persona que fue de fracaso en fracaso hasta el éxito final.

Su ejemplo de tesón podría inspirarte en tu día a día porque en este artículo te hablaré de un tipo capaz de escribir, producir, dirigir e interpretar cosas como esta:

 

Sylvester Stallone: todo en contra desde el nacimiento

Sylvester Stallone (Nueva York, 1.946) no ha tenido nada fácil eso de la vida. Su cara, más bien su parálisis facial, es fiel reflejo de la dura vida que ha tenido desde el mismo momento de su nacimiento.

Porque problemas en el parto y unos fórceps mal utilizados seccionaron un músculo facial que le dejaron vivo pero con la mitad de su cara, incluida la lengua, paralizada.

Y si además naces en el seno de una familia muy humilde; con un padre inmigrante italiano de profesión peluquero, y una madre cabaretera; con continuas peleas maritales; en el Nueva York de 1.946; eres mal estudiante además de conflictivo…

Tienes, o pareces tener, todas las papeletas para ser un bala perdida, carne de presidio o morir joven en alguna disputa.

Y por ahí apuntaba la vida de Sylvester. Un niño conflictivo y mal estudiante que fue expulsado de 14 colegios. No destacó en nada y poco era lo que le gustaba hacer. Eso sí, se entretenía y participaba en las funciones del colegio, era lo que un poco más le llamaba la atención.

Su paso por la universidad de Miami

Después de pasar un curso en un colegio estadounidense en suiza decidió que su mundo sería la interpretación y gracias a una beca deportiva (ya hacía tiempo que cultivaba su cuerpo con los músculos que ha lucido toda su vida) consigue acceder a un curso de interpretación en la universidad de Miami.

Allí cursa estudios de 1.967 a 1.969. Pero lejos de mejorar sus dotes interpretativas o despuntar como actor con proyección, a sus veinte años, sus profesores le aseguraban que la interpretación no era lo suyo: más bien bajo (1,77cm) parálisis facial en media cara.

Media lengua paralizada que le impide hablar y pronunciar correctamente, arrastra las palabras; musculoso de más para los cánones de belleza masculina de la época… Lo tenía todo nuestro protagonista para fracasar en su sueño.

En busca de la gran oportunidad

Tras su paso por las clases de interpretación, y durante las mismas, participó en numerosas representaciones teatrales de muy escasa aceptación.

Consiguió aparecer en un pequeño papel muy secundario en una película de Woody Allen; hizo una aparición en una serie de televisión de mucho éxito como fue Kojack.

Pero no se le abrían las puertas. Se presentó al casting de El Padrino y fue rechazado…

Sylvester tuvo que vender su perro por 25$ a un desconocido para poder sobrevivir Clic para tuitear

A muy duras penas conseguía sobrevivir de la interpretación así que empezó a escribir guiones y mandarlos a todas las productoras. Sistemáticamente eran rechazados por todas ellas.

Si no conseguía ser buen actor tampoco parecía que escribir guiones fuese a sacarle de pobre.

Para poder comer algo llegó a protagonizar dos películas pornográficas que tampoco le granjearon buena fama como actor porno ni grandes sumas de dinero, pero le permitieron seguir intentándolo por un tiempo más.

En el fondo del pozo

En 1.975, ya con 29 años a sus espaldas y nueve intentando ser actor, Sylvester Stallone está en una situación crítica. No le quedan más amigos a los que pedir ayuda; su mujer le suplica todos los días que busque un trabajo y abandone toda pretensión de ser actor, que no es lo suyo.

Afirmó en alguna ocasión que por aquella época sólo conseguía tener unos 20 dólares en el banco.

Y fue en ese año, en marzo, cuando se dio cuenta de que había llegado a tocar fondo.

Un día, sin dinero, sin nada en el estómago, ni posibilidad de conseguir comida se dio cuenta de que su fiel compañero y amigo, su perro Butkus, llevaba unos días también sin comer.

Tomó conciencia de su situación y decidió que su perro no debía sufrir las consecuencias de su vida. Así que se metió en una tienda de licores y consiguió vender el perro por 25 dólares a un desconocido que le aseguró que lo alimentaría correctamente.

Salió de la tienda llorando amargamente. Había tenido que desprenderse del único ser vivo sobre la faz de la tierra que le seguía fielmente.

Había tocado fondo en su afán de perseguir el sueño de ser actor, y un buen actor, de los que viven bien gracias a sus interpretaciones.

Fue el momento de replantearse su vida, de ver si merecía la pena seguir persiguiendo un sueño del que todo el mundo quería hacerle despertar porque no tenía ni físico ni dotes interpretativas.

El combate de su vida

A finales de marzo de ese fatídico año de 1.975 las casualidades de la vida hicieron que asistiera a un combate de boxeo entre Muhammed Ali, en aquella época el mejor boxeador de todos los tiempos, contra un “viejo” y desconocido Chuck Wepner, boxeador que ya había llegado a los 37 años y que jamás había ganado ningún título importante en toda su carrera profesional, eso sí, había sido derrotado (generalmente por K.O.) por los grandes de esa época.

El combate, según cuentan las crónicas, fue épico. Ali no fue capaz de derribar a su viejo rival asalto tras asalto. Golpe tras golpe Wepner resistía y presentaba batalla, no se dejaba vencer y cada vez que caía a la lona se levantaba con fuerzas renovadas, seguro de que podría vencer al campeón.

Y casi lo consigue, en el noveno asalto, cuando llevó a Ali a la lona, algo que no había conseguido nadie desde hacía ya unos cuantos años.

Pero al final de los 15 interminables asaltos Alí fue proclamado vencedor por K.O. técnico ya que su rival tenía las cejas abiertas, los ojos hinchados y sin posibilidad de ver nada.

Pero la épica del combate y la victoria moral fue para Wepner y su más sonada derrota se convirtió en un gran broche de oro para el final de su carrera.

¿Os suena la historia?

Fuerzas renovadas

Tras ver ese combate Sylvester Stallone se encierra en su casa y no deja de escribir durante tres largos días. Parece ser que durante esos días a penas durmió unos minutos y tampoco comió (claro que no tenía nada que comer en la nevera)

De esos tres días de escritura inspirada en el combate de boxeo, sale Stallone con fuerzas renovadas para cumplir su sueño de ser actor. Con el libreto de Rocky bajo el brazo decide tocar las puertas de todos los productores que pudiese encontrar.

Él tenía ya la película completa en su cabeza y en ella Rocky era interpretado por la única persona que podría interpretarlo: él mismo.

En esta ocasión no fue rechazado por todos los productores, al contrario, a prácticamente todos los productores que les enseño el libreto, el germen del guión de la película Rocky, quedaban encantados con la idea y todos querían ponerla en marcha.

Todos querían darle sus propios matices. Todos querían amoldar la historia de Rocky  a sus propios gustos e intuiciones.

Esos productores, cada uno con su idea particular de cómo debía ser enfocada la película, sí tenían una cosa en común: no querían a Sylvester Stallone en la película.

Ni como extra, ni como secundario ni, mucho menos, como el protagonista.

Según parece alguno de esos productores barajaba la posibilidad de que Robert Redford hiciese el papel de Rocky.

Y Stallone, con sus fuerzas renovadas, volvió a tener claro que lo suyo era la interpretación y que nadie más podría hacer el papel del boxeador.

Así que fue rechazando oferta tras oferta, llegando a rechazar hasta 350.000 dólares por el guión.

A pesar de no tener nada para comer fue capaz de rechazar lo que todos le decían que era la oportunidad de su vida. Con 350.000 dólares en el bolsillo no sería millonario pero podría comenzar a vivir bien y podría labrarse un futuro como guionista (si la película al final tenía el éxito que todos querían)

Pero Stallone no quería ser guionista, quería ser actor. Y no dejó de rechazar ofertas económicas por la compra de su guión.

Hasta que llegó una oferta que no pudo rechazar: 30.000 dólares en metálico, el papel de Rocky en la película y una alta participación en los futuros beneficios, si los había.

Aceptó el trato, claro.

El triunfo de la constancia

Él mismo dice que lo primero que hizo nada más tener el dinero en el bolsillo fue ir a la licorería donde había tenido que vender a su perro para tratar de recuperarlo.

Durante tres largos días montó guardia en la tienda hasta que el desconocido propietario de su perro Butkus apareció por allí.

Le explicó que había conseguido dinero, que ya podía volver a encargarse de su perro, hasta se ofreció a  devolverle los 25 dólares que pagó, e incluso algo más.

No dejéis nunca de perseguir vuestros sueños o terminaréis trabajando por el sueño de otro Clic para tuitear

Pero el otro no cedía ni a tiros. Hasta que Silvester Stallone no puso encima del mostrador de la licorería 15.000 dólares el tipo aquel no soltó al perro. Mucho hay que valorar la fidelidad de un perro para estar dispuesto a desprenderse de la mitad de lo que se tiene por recuperarlo ¿no? Gente de principios, de las que ya no vamos quedando muchas.

El perro apareció en las dos primeras películas de la saga como el fiel compañero del boxeador.

El resto de la historia no creo que haga falta que os la cuente.  El éxito de la película fue rotundo e inmediato.

En 1.978 Rocky ganó el Oscar a la mejor película; fue nominada también como mejor guión y Stallone como mejor actor protagonista.

Al año siguiente se estrena Rocky II con guión, dirección y protagonista para Silvestre. A las pocas semanas de su estreno había sobrepasado los 220 millones de dólares de recaudación.

Y así es como alguien con todo en contra salvo su determinación y constancia consigue llegar hasta donde se propone y lo sobrepasa.

Porque Silvester Stallone no sólo es actor; también es productor, guionista y director. Además de promotor de boxeo.

Ejemplos como este hay muchos, en otra ocasión os contaré una historia divertida, espero haber podido inspirar a alguno de vosotros, esa sería una buena recompensa.

No dejéis nunca de perseguir vuestros sueños o terminaréis trabajando por el sueño de otro.


el-rey-del-mundo.png

David GarcíaDavid García2 Febrero, 201710min1660

Emprendedor “soy el Rey del mundo”

Se define como un acaparador de tareas, la palabra “delegar” no está en su diccionario personal. Es un polifacético, a veces con base formativa de muchos ámbitos que lo respaldan y , en otros casos, con experiencia profesional que le ha llevado a controlar diversas actividades profesionales con eficacia.

No obstante, también encontramos, dentro de este perfil, el supuesto de individuo que tiene “conocimientos de todo y conocimientos de nada”.

Los primeros, pueden tener éxito pero suelen acabar “más quemados que el palo de un churrero” por no confiar en un equipo que lo respalde y/o complemente al implantar su idea en el mercado.

Los segundos, tienen los días contados en el “campo de batalla emprendedor”.

Emprendedor “la la land” (o el no-emprendedor)

O lo que es lo mismo, los profesionales freelance que viven en la “ciudad de los sueños”. Este perfil es más frecuente de lo que pueda parecer, ya que es el vivo ejemplo de profesional (o no) que tiene buenas ideas pero no se atreve a dar el paso y continúa en su zona de confort.

Por tanto, la inexistencia de posibilidad de resultados positivos, es evidente, puesto que origina en su mente la idea, la alimenta de ilusiones, pero obvia el trabajo y esfuerzo que conlleva plasmarla en una realidad.

Emprendedor “mi vida sin mí”

Este es , quizás uno de los perfiles más representativos de lo que implica la actividad de un emprendedor.

Su mejor amiga es una agenda o una aplicación móvil recordatoria de tareas, sacrifica horas de sueño, minutos de ocio, va fortaleciendo los gemelos de un lado a otro sin detenerse a descansar y, en definitiva, lo da todo por su proyecto.

Su trabajo en general y su proyecto en particular es su vida.

Aún contando con una alta probabilidad de éxito en base a su esfuerzo y entrega, corre el riesgo de que su ilusión queme su entrega.

Emprendedor “sinceramente querid@ me importa un bledo”

El que no escucha consejos, no mira la competencia, no analiza oportunidades, no observa el mercado… La principal característica que lo define es una sobreestimación de la grandeza de su idea emprendedora mal asumida.

En este caso, lo más probable es que, una vez en proceso de presentación de su proyecto al mercado, se encuentre con una agresión física autoinfligida fruto de esa mezcla de ingenuidad voluntaria y esa falta de analítica profesionalidad a la hora de desarrollar su creación.

Emprendedor “ya estan aquíiii!”

Este perfil se constituye como un caso curioso dentro del ámbito emprendedor. Tiene talento, cuenta con una base de creación de proyecto óptima (incluso brillante), está predispuesto a entregarse a la causa con esfuerzo, dedicación y planificación estratégica, pero falla en un pequeño detalle.

Ese “minúsculo elemento” que lo es todo en el mundo empresarial y en la vida: el miedo. Su día a día, a lo largo del desarrollo de su propuesta, está marcado por una actitud de constante temor por las posibles barreras y obstáculos que se le puedan presentar.

Piensa que su idea no es lo bastante potente, cree que él no es lo suficientemente bueno para llevarla a cabo y sostiene que las circunstancias externas son demasiado negativas o pueden serlo.

En definitiva, está construyendo por sí mismo, su camino hacia el fracaso, salvo que tenga un equipo profesionalmente solvente o la suerte transcurra a su favor.

Como se suele decir, si tú no crees en ti mismo, ¿quién va a hacerlo?

Emprendedor Jurassic World

El que pretende levantar una empresa con base únicamente en los métodos tradicionales sin acciones actuales y, sobre todo, obviando los medios digitales.

Este caso, por desgracia, es actualmente mucho más prolífico de lo que parece.

Son , en su mayoría, profesionales con amplio bagaje a sus espaldas, “acomodados” en empresas que funcionan combinando las tácticas profesionales actuales y las tradicionales. Inicia su actividad emprendedora con la mentalidad de que “cualquier tiempo pasado fue mejor”.

Su máxima, además, es muy clara y está profundamente convencido de la misma: el éxito reside en trabajar la idea basándose  únicamente en acciones estratégicas que se llevaban a cabo hace una o dos décadas.

Evidentemente, su posibilidad de situar su proyecto en el mercado es mínima. Lo peor es que, en el camino, suele rechazar un equipo y unos colaboradores que quizás, con sus ideas actuales, le habrían otorgado una oportunidad en la selva del mercado empresarial.

9 consejos para establecer tu idea y desarrollarla

 1. Que tenga algo tuyo

Que tenga un trocito de ti, un signo de autoría en el que te reconozcas y delimite tu mundo, ese espacio en el que va a ser desarrollada la idea

 2. Que sea necesaria

Que traiga consigo la mejora de un nicho de mercado, que cubra una necesidad. Se tarta de localizar e identificar una expectativa y, en su defecto, inventarla y promoverla.

3. Que tenga su sitio en la selva del mercado

Que la idea en sí sea innovadora y original o, si no, que lo sea la forma de desarrollarla, de presentarla y/o de comunicarla.

4. Enámorate de ella, pero hazle temer infidelidad

Solemos cegarnos y enamorarnos de la idea inicial impidiéndonos mejorarla o incluso sustituirla si es necesario. Esto es un grave error ya que, se pierde por completo la objetividad, esa misma objetividad que los posibles clientes tendrán hacia nuestra propuesta a la hora de rechazarla.

5. Imagínatela de mil formas

Que no solo sea genial en la mente, sino también en su traslación a la realidad. La idea original como ente, tiene que ser socializada, integrada en el mercado en todas sus manifestaciones, hasta llegar a nuestro deseado público.

6. Déjate aconsejar pero no te dejes intoxicar

Siempre deben ser bienvenidas las críticas constructivas, pero jamás las destructivas. A veces es difícil hacer distinción entre ambos conceptos, porque, sobre todo el segundo, suele esconderse tras sonrisas y supuestas buenas intenciones.

7. Valora si es factible y si no, como llevarla a cabo

Realizar un análisis realista de qué necesitamos para desarrollar nuestra idea y hacerla realidad.

Prevenir si necesitaremos apoyo en lo que a financiación se refiere, por el contrario, puede ser suficiente contar con medios propios para realizarla.

8. Abre los ojos a lo que te rodea

“Empaparse” de elementos externos del día a día, valorarlos, filtrarlos y, de aquellos que puedan merecer la pena, hacerlos nuestros “con nuestro toque” para nuestra propuesta.

El abanico es amplio y abundante: elementos visuales, creativos, formas de vida, actitudes…

9. El bolsillo de Doraemon

Tener siempre a mano instrumentos para recopilar nuestra “futura descendencia creativa “. Esto abarca desde dormir abrazado a una libreta, apuntar en el móvil cada ocurrencia, captar imágenes,  hasta guardar audios hechos por nosotros para inmortalizar lo que pasa por nuestra mente.

 



Carolina Salvador19 Enero, 201711min992

Cuando Ismael me habló de participar en esta revista estuve pensando sobre que quería escribir y sin duda el tema que quise elegir fue el de emprendedores, por mi experiencia y porque una vez estuve yendo aclases sobre Coaching de Emprendedores, algo que me marcó muchísimo y espero poder transmitirlo de la misma forma que él me lo explico.

El post de hoy es una de las partes más importantes del engranaje del emprendimiento, por lo que es necesario que seas capaz de extraer bien el concepto.

Como ya te he comentado, los post los tengo organizados y ya tenía pensado escribir acerca de “La Idea” para tu negocio, de cómo saber si tu idea es buena o mala.

Justo estos días atrás fui al cine a ver la nueva película de Will Smith, que por cierto es uno de mis actores favoritos.

La película se llama “Belleza Oculta” y la verdad que me pareció muy interesante incorporar un fragmento de la película en mi post de este mes para la revista Maketeros de hoy.

Si estás leyendo este post es porque tienes inquietudes en la vida, una idea o quieres emprender. Y si todavía no tienes la idea, espero que después de leer este post se abra tu mente y tal vez se te ocurra alguna brillante idea. 😉

Si aún necesitas investigar más sobre ti mismo aquí te dejo mi post sobre cómo realizar un análisis DAFO personal que estoy segura que te ayudará.

soy un buen emprendedor carolina salvador

Y ahora vamos a entrar en materia, para empezar preguntémonos:

¿Qué tengo que tener en cuenta en la vida para ser exitoso?

¿Por qué hago todo lo que hago?  

Realmente si lo piensas, haces todo aquello que te interesa, lo que te genera placer, dinero, lo que te hace sentir amor, lo que te da más tiempo o te hace gozar de él, todas las personas funcionamos igual.

Por lo tanto, observando estos patrones de comportamiento que tenemos todas las personas, sacamos en conclusión que para que tu idea tenga éxito debe ser útil.

¿Aun no sabes qué factores tienes que tener en cuenta en la vida para ser exitoso? Clic para tuitear

idea útil

Por eso me encantó una de las escenas de la película “Belleza Oculta”  en la cual, Howard  (Will Smith) exitoso ejecutivo de una empresa de publicidad de Nueva York, les pregunta a sus empleados el porqué de sus actos y les da un gran consejo:

la vida se basa en las personas, la publicidad se basa en ilustrar como nuestros productos y servicios pueden mejorar la vida de las personas” ¿Cuáles son las claves? Amor, tiempo y muerte”

¿Qué relación tienen estos tres conceptos?

Estos tres conceptos son clave porque conectan a todos los seres humanos del mundo. Las personas nos movemos por emociones, por eso la necesidad de tener amor, el poco tiempo que tenemos y anhelamos y el temor que nos provoca la idea de la muerte es lo que nos hace comprar todo aquello que satisfaga estos tres conceptos abstractos.

En la vida hay 3 razones que nos mueven y nos hacen enloquecer: Amor, Tiempo y Muerte Clic para tuitear

hay tres razones que nos mueven a todos y que nos hacen enloquecer

Por eso me encantó una escena de la película “Belleza Oculta” en la que Howard Inlet (Will Smith), un exitoso ejecutivo de una empresa de publicidad en New York.

Por lo tanto si quieres saber si tu idea es buena, céntrate en pensar si esta puede mejorar la vida de las personas, ya que esa es la clave de todo.

Lo mismo ocurre en tu trabajo si quieres convertirte en el trabajador que todos reclamen y que tu jefe  adore, mejora su vida y no le des problemas, ofrece soluciones. 😉

Después de toda esta reflexión que ya tenemos presente, vamos a hacer un estudio de esta idea que tenemos.

Ahora quiero que cojas un papel y un lápiz o un papel y que respondas a las siguientes preguntas:

  1.  ¿En qué consiste tu producto o servicio?
  2.  ¿En qué puedo mejorar la vida de las personas?
  3.  ¿Qué necesito para empezar a llevarlo a cabo?
  4.  ¿Quién es mi cliente?
  5.  ¿Dónde se encuentra el perfil de mis clientes potenciales?
  6.  ¿Es un segmento amplio?
  7.  ¿Quién sería mi competencia? ¿Dónde está?
  8.  ¿Cuál es mi valor añadido que no de mi competencia?
  9.  ¿Porque me van a elegir a mí?
  10.  ¿Cómo voy a financiar mi proyecto?
  11.  ¿Hay alguna oportunidad qué me puede ayudar a realizar mi proyecto?
  12.  ¿Cuento con algún contacto qué me puede ayudar?
  13.  ¿Tengo experiencia en el sector?
  14.  ¿Qué recursos necesito? ¿Están a mi alcance?
  15.  ¿Es el momento adecuado para el lanzamiento?

Es importante que seas sincero contigo mismo y seas capaz de desglosar toda tu idea y sobre todo que seas capaz de ver la diferencia de tu idea de éxito, lo que te hace diferente y recordarte que si crees en ello, ¡lánzate!

Nunca sabrás si va a funcionar si no te lanzas.

razones para triunfar

 

Los sectores profesionales del futuro

Tras la crisis (u oportunidad), según dicen en China, el índice de emprendedores ha aumentado considerablemente estos años, debido a que no hay suficiente trabajo y el que hay no tiene buenos salarios.

Me gustaría comentarte cuáles son las profesiones que van a crecer en el futuro y por dónde puedes enfocar tu idea de éxito y de negocio.

– Un comercio más cercano que ofrezca una experiencia.

– Servicios a empresas, sobre todo aquellos que tenga que ver con la consultoría como el marketing, recursos humanos…

– Servicios hacia las personas para mejorar su calidad de vida, es decir, salud, belleza, servicios a domicilio, seguridad, cuidados a niños y ancianos…

– Ocio y tiempo libre, esto siempre es una tendencia, pero está cada vez más en auge, sobre todo aquello que haga tener una experiencia diferente y única.

– Energías renovables y todo aquello que tenga que ver con el cuidado del medioambiente.

– El sector de la tecnología en I+D irá creciendo cada vez más y más rápido.

– El sector de la información y la publicidad, sobre todo en el mundo online, algo que absolutamente es el presente y va a ser mucho más en el futuro.

– Turismo especializado como por ejemplo el de salud, de aventura, para empresas, nuevas experiencias…

– Agricultura, ganadería y pesca, sobre todo la ecológica

– Construcción, rehabilitación y reforma de viviendas.

 

Espero que este análisis te ayude a arrancar y a saber definitivamente si la idea de negocio que tienes en mente es una idea de éxito.

¿Te han parecido interesantes estas claves para reconocer una idea de éxito? ¿Qué es lo que más miedo te da de emprender?

Espero seguir ayudándote a mejorar tu vida.

 



Marketeros de Hoy

Marketeros de Hoy es la revista digital sobre Marketing Online y Social Media que te mantendrá informado al momento de todo lo que ocurre en Marketing Digital.
Estamos comprometidos con la calidad de nuestros contenidos para aportar valor a todos nuestros lectores.


CONTACTAR



Conoce a nuestros Autores



Newsletter


Sígueme en Feedly

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies