Las 5 claves del éxito en Comercio Electrónico

Emilio Barreda15 Junio, 201721min14

Hace unos meses el imparable Ismael Ruiz me pidió una colaboración para su blog y escribí un artículo con ejemplos de famosos que lograron triunfar y, en algunos casos, ganar mucho dinero bien pasada la barrera de los 40 años.

Por ese artículo me felicitaron mucho pero siempre con la misma coletilla: son famosos, eso no es lo normal, son excepciones…

Yo nunca he definido el éxito como la acumulación de riquezas, de millones en el banco o debajo del colchón. Eso, al final de tus días, de poco te va a servir.

Para mí, conseguir el éxito empresarial es lograr que tus sueños se hagan realidad y tu empresa consiga los beneficios que te mereces; pero también que tu trabajo, tu pasión, tu sueño deje de ser un trabajo, un sueño.

Cuando consigues disfrutar de lo que haces, trabajar en lo que te apasiona, y consigues dinero para mantenerte a ti y a los tuyos, para disfrutar de la vida y de tu trabajo, ya sea ganando millones por segundo o unas monedas, eres un triunfador.

Porque no te has conformado con lo de todos, porque has tenido el coraje de intentarlo una y otra vez hasta conseguirlo.

Conseguir el Éxito es lograr que tus sueños se hagan realidad haciendo lo que te apasiona. Clic para tuitear

En esta ocasión os quiero mostrar el ejemplo de un emprendedor desconocido por el gran público. No es famoso porque no es futbolista o actor de moda, simplemente es un emprendedor.

Todo un ejemplo a tener en cuenta cuando te plantees tirar la toalla porque creas que no se puede.

En 1.997 un agricultor de 34 años de un pueblo de 700 habitantes de la provincia de Teruel (una de las regiones más deshabitadas, deprimidas y envejecidas de España) se apunta a un curso de una Asociación de Empresarios para aprender a usar el correo electrónico.

Su nombre: Ricardo Lop Moliner y esta es su historia.

 

La historia de un Emprendedor con actitud

Ricardo es de los míos cuando dice “en la vida todo es cuestión de actitud” Así se maneja él, así vivo yo y así deberías pensar tú también.

Pero retomemos la historia porque es francamente interesante.ricardo lop moliner

Como os decía, Ricardo Lop era (y a día de hoy sigue siéndolo también) un agricultor y ganadero en su pueblo natal, Castelserás, un pequeño pueblo de 700 habitantes con una media de edad muy elevada.

Pocos jóvenes se quedaban por la zona para labrarse un futuro y ningún empresario en su sano juicio pensaba en esa localidad para montar una empresa.

Con todo y con eso una asociación de empresarios de la comarca compró 10 ordenadores, contrató a un informático y se dedicaron a ir por los pueblos de la comarca enseñando el manejo del correo electrónico a las pocas personas que mostraban cierto interés en el tema.

Para triunfar en la vida, todo es cuestión de actitud by @EmilioBarredam Clic para tuitear

Cuando esa serie de cursos de formación llegaron a Castelserás, nuestro protagonista no dudó en apuntarse y acudir para recibir ese conocimiento (aprender a manejar un correo electrónico, a estas alturas parece que nos niños nacen sabiendo mandar y recibir correos electrónicos y poca gente ha necesitado un cursillo para mandar uno).

El caso es que Ricardo Lop, sentado delante del ordenador preguntó cómo se encendía “ese cacharro”, y cuando lo aprendió se quedó perplejo.

Según él mismo cuenta en todas sus charlas (ahora también es un reputado conferencista) se le vino el mundo encima porque “el mundo entero estaba a un solo click”.

“Cualquier cosa que busques por internet ya hay alguien que la está vendiendo desde cualquier parte del mundo”. Si difícil era venderle algo a sus vecinos ahora veía que desde el ordenador podían comprárselo a otro, lo que complicaba todavía más poner un negocio en su pueblo, o no.

Lo mismo que sus vecinos podían comprar cualquier cosa desde el ordenador y que se la trajeran desde cualquier parte del mundo, existía la misma posibilidad: que desde Castelserás se vendiese cualquier cosa y se mandase a cualquier parte del mundo conocido.

En ese momento le preguntó al informático si él podría hacerle un comercio electrónico “de esos”. El informático dijo que sí, que sin ningún problema:

– ¿Y qué es lo que quieres vender el él?

– No lo sé todavía, pero tú ponte a construirlo ya, no pierdas más tiempo…

 

La construcción del Imperio de Ricardo Lop en Internet

Palabras textuales suyas. Como sabía que el comercio online podía ser una solución para una localidad tan pequeña como su pueblo ya tenía la idea, ahora había que dotarla de contenido.

Ni corto ni perezoso se fue hasta Alcañíz, donde su hermano tenía una armería. Entró, se fue directo al estante de los catálogos y cogió uno al azar.

Era de cuchillos y navajas. Así nació Aceros de Hispania y hoy es el mayor vendedor mundial de navajas, espadas y armaduras medievales.

armaduras aceros hispaniaLa nave ganadera de su pueblo ha sido reconvertida en una empresa de logística y atención al cliente con nueve personas trabajando para él.

En la actualidad tiene más de 40.000 clientes, vende a más de 140 países y tiene una empresa con una tasa de morosidad cero, porque no sale un solo artículo que no se haya cobrado antes.

En estos momentos su comercio electrónico aparece en la primera posición en las búsquedas de Google cuando alguien, en cualquier parte del planeta, busca navajas o espadas. Y eso sin pagar un céntimo en publicidad.

 

Conclusiones del emprendimiento de Ricardo Lop

De este ejemplo se pueden extraer varias conclusiones:

1.- Si se quiere, se puede. Da igual las dificultades con las que te encuentres, si no las conviertes en excusas para no hacerlo ya encontrarás la manera de solucionarlo.

2.- Internet y el comercio electrónico es el presente y debería serlo para todas las empresas que quieran labrarse un buen futuro. Pero es mucho más importante para el comercio tradicional.

Si un agricultor de Teruel sin conocimientos previos de internet, ni de comercio electrónico, ni de navajas… es capaz de convertirse en el número 1 mundial de su sector, cualquier comerciante que ya domina una de las tres “patas” del negocio lo debería tener mucho más fácil.

Internet y el #eCommerce es el presente y tú también puedes aprovechar sus ventajas Clic para tuitear

La actitud es lo que marca la diferencia. Porque los conocimientos siempre pueden ser adquiridos, o contratar a profesionales que hagan lo que tú no sabes hacer.

3.- La constancia, la paciencia, el sentido común y creer en tu idea es lo que al final hizo que su negocio funcionara. Tres años tardó la tienda online en empezar a generar algo de dinero.

Tres años en los que se invertía el dinero que se tenía y no se obtenían beneficios: “la suerte es que teníamos poco dinero porque de tener mucho, mucho habríamos perdido”.

4.- Trabajo, trabajo y trabajo y, además, constante. Si tienes una idea y la quieres llevar a buen puerto no puedes remar hoy y dejarlo todo un mes; luego pasarte una semana remando como un loco y otros tres días de descanso.

Una vez que tomas la decisión de empezar a andar no hay que dejar de moverse en ningún momento. Unas veces tendrás ganas de correr y correrás; otras veces tendrás ganas de correr y habrás aprendido que es mejor dosificar fuerzas; otras veces tendrás ganas de parar e irás más despacio… pero siempre en movimiento.

De las muchas conferencias que Ricardo Lop imparte a lo largo de toda España se pueden sacar las claves de su éxito en comercio electrónico.

Yo las resumo en seguir aplicando el sentido común. La venta online no deja de ser una venta y eso es algo que el hombre lleva haciendo algo así como 5.000 años.

Tendrá sus peculiaridades y sus “cosas”, pero aplicando el sentido común de cualquier venta se tiene mucho ganado. Y si visitamos cualquier tienda online, sea del sector que sea, venda lo que venda, podemos ver que muchas de ellas no aplican las claves que Ricardo Lop cree que son los pilares de su triunfo.

 

Las 5 claves del éxito en comercio electrónico

Él mismo dice que lo primero que hay que hacer es “librarse de las barreras mentales” que nosotros mismos nos imponemos. Muchas veces somos nosotros los que desestimamos una idea con cualquier excusa.

En comercio electrónico siempre pensamos en las dificultades técnicas de los envíos, el idioma, los impuest, etc.

1. No te cierres puertas

Si vas a vender online no hay que cerrar puertas. Las dificultades y los problemas se van solucionando  y se van resolviendo conforme van llegando.

Si quieres triunfar con tu #eCommerce, comienza por librarte de tus 'barreras mentales' Clic para tuitear

Abrir una tienda online y vender sólo en la España peninsular (como hacen infinidad de comercios electrónicos) es una de las mayores tonterías que puede hacer alguien que quiera ganarse la vida vendiendo por internet.

Si has tomado la decisión de vender online tienes todo el mundo como posibles clientes de tus productos.

Luego comprarán o no comprarán, pero no seas tú quien les impida tener esa posibilidad. Si uno de la Patagonia argentina quiere comprarte un mechero de un euro y pagar doscientos de portes dale esa posibilidad, no es tu problema que al argentino le salga el mechero por 201€.

Si está dispuesto a comprarlo ¿vas a ser tú quien se lo impida?

2. Facilita la Usabilidad (UX) de tu tienda online

La segunda clave para el éxito de su comercio electrónico dice Ricardo que es lo que los expertos ahora llaman “usabilidad”.

La presunta desventaja de no tener ni idea de comercio electrónico, de informática o de internet, Ricardo Lop lo ha convertido en una poderosa herramienta de ventas: cuanto más sencillo, mejor.

Él piensa que cualquiera con acceso a internet puede, y debe navegar, por su sitio sin perderse, entendiendo todo lo que hay y pudiendo comprar sin mayores dificultades o trabas.

3. Ten “tu casa bien ordenada” para que encuentren tus productos

Muchas veces vemos comercios electrónicos muy bonitos visualmente pero con una enorme dificultad a la hora de navegar por los submenús, con un montón de secciones que distraen de lo que realmente interesa al comerciante online, que es vender sus productos.

Facilita al usuario la #Usabilidad de tu #eCommerce: cuanto más sencillo sea, mejor Clic para tuitear

En Aceros de Hispania hay más de 14.000 referencias repartidas en un puñado de secciones y listos. No se necesita más que tener la “casa bien ordenada”.

Ni ventanas emergentes, ni registros en newsletters, ni anuncios por todas partes… Artículos, artículos y artículos. Y debajo de cada artículo su botón de comprar bien grande.

4. Pide sólo los datos necesarios para la compra

Dentro de la usabilidad podríamos englobar otra de las claves de su éxito. Ellos no piden datos innecesarios. Lo que les importa es vender: quieren saber qué es lo que venden, cómo lo quiere pagar el cliente y dónde hay que enviárselo. Les da igual si eres hombre o mujer, si eres alto o bajo, si tienes teléfono, cuál es tu DNI, etc.

Les importa bien poco saber si tu abuela fuma. Sota, caballo y rey.

¿Quieres comprar una espada? ¿La has pagado? ¿Dónde te la mandamos?

5. La Atención al Cliente y al Proveedor

Por último hay que referirse a un pilar fundamental en el éxito de esta empresa: la atención al cliente y la atención al proveedor.

Ricardo Lop afirma que su bandeja de correo electrónico debe estar vacía siempre y en todo momento. Correo que recibe, correo que contesta al momento.

Cualquier cliente puede mandar una petición de presupuesto (a él y a otras doscientas tiendas online más) aquí el primero que contesta puede ser el que consiga la venta.

Lo mismo ocurre con las incidencias, si un pedido llega deteriorado, el cliente manda un correo que tarda varios días en ser contestado son varios días que le das al cliente para preocuparse, enfadarse y comenzar a soltar bilis por las redes sociales.

Quiero hacer ver con esta anécdota que muchas veces las grandes multinacionales tienen todos los medios económicos y personales para dar un buen servicio y no lo hacen. Cualquier empresa, grande o pequeña debe resolver dudas, quejas y preguntas a cualquiera a la mayor brevedad posible. Y eso Ricardo Lop lo entendió desde el minuto uno porque veía internet primero como un usuario, como un cliente potencial.

Y si con la atención al cliente se consiguen ventas con la atención al proveedor también se consigue dinero. En este mundo en el que todos nos relacionamos o ganamos todos con el intercambio o no gana nadie.

Si presionas al fabricante para que te venda más barato, te regale producto, te cobre más tarde, etc., puede llegar un momento en el que no le intereses como cliente y te impida vender sus productos.

No creo que haga falta explicar nada más. Las organizaciones empresariales puedes ser grandes multinacionales con un complejo funcionamiento o una pequeña tienda de barrio.

Al final todo se limita a vender tu producto, en este caso a venderlo por internet. Y eso está al alcance de cualquiera porque para montar una tienda online no se necesita una gran inversión económica.

Espero haber sido lo suficientemente claro y sencillo para que cualquier comerciante de cualquier parte del planeta tenga claro que el futuro no es internet: ¡Internet es el presente!

Sígueme en Feedly

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies