Como triunfar sin tener un talento claro

Emilio Barreda2 Marzo, 20179min1070
triunfar-sin-tener-talento.png

En otros artículos publicados para diferentes blogs me he centrado en demostrar cómo el talento, la determinación y la vocación por un trabajo terminan dando su fruto.

En el artículo escrito para Emprendedores famosos de Ismael Ruiz os ponía ejemplos de personas que tenían muy claro lo que querían y no cejaron en su empeño hasta conseguirlo, pasando una vida muy perra hasta que consiguieron el reconocimiento que pretendían, la fortuna que anhelaban …

Para Marketeros de hoy os propuse el ejemplo de Sylvester Stallone, una persona a la que todos rechazaron e intentaron convencer de que jamás podría ganarse la vida como actor porque era un pésimo intérprete.

Y, al final, parece ser que sí pudo vivir (y vivir muy bien) como actor.

Pero, ¿qué pasa cuando no se tiene una vocación clara? ¿se puede triunfar cuando no se sabe lo que se quiere?

Carecer de talentos que poner al servicio de una empresa parece que es un grave problema para triunfar en la vida.

Pero todos tenemos talento en algo, la cosa es encontrarlo y ponerlo a trabajar en la dirección adecuada. Por eso en este artículo os quiero explicar esto de los talentos siguiendo un poco la vida de un personaje que ahora todos conocéis.

Si os hablo de Dwayne Douglas Jhonson muy pocos sabrán quién es. Si os hablo de La Roca, a más de uno se le iluminará la bombilla. Pero si os hablo de El regreso de la Momia, El Rey Escorpión… ya os empezará a sonar más.

Pues este tipo no quería ser actor.

Nunca se lo propuso, nunca sintió esa “vocación”, nunca tomó clases de interpretación y en ninguna biografía he leído que participase en las funciones del colegio.

Vio una oportunidad y no la dejó escapar. Pero,…

¿Cómo llega el triunfo a alguien sin un talento concreto?

Siempre tendemos a pensar que desde pequeños algo nos llama la atención, ya sea dibujar, escribir, investigar, algún tipo de deporte… y que a eso tenemos que dedicar nuestra vida. Y es verdad que a mucha gente le pasa eso.

Han tenido la suerte de tener las cosas claras desde muy tierna edad y han enfocado su vida desde el principio a conseguir ese fin, a triunfar como cantantes, escritores, futbolistas, arquitectos, cocineros…

Pero en el ejemplo que nos ocupa no ocurre eso. Dwayne Jhonson es hijo y nieto de luchadores de lucha libre, esa mezcla de deporte y teatro que tanto gusta sobre todo en Norteamérica.

Eso le podía predisponer a ser él también un luchador, pero no le llamaba la atención.

A los 16 años ya media 196 cm y pesaba 100 kilos, se había dejado un ridículo bigotillo y llevaba a sus espaldas más de diez arrestos por los más diversos delitos y faltas.

Era una mole macarra y hortera que sólo sabía meterse en problemas cuando se dejó convencer para jugar al futbol americano en el instituto (aquí sus biografías hablan de muchos cambios de institutos pero no dicen si era expulsado por mal comportamiento o por traslados familiares)

El caso es que vio la oportunidad de utilizar su masa corporal para hacer algo más que robar y dar palizas. Y no le fue mal la cosa, poco tardaron los ojeadores de las universidades en fijarse en él y en ofrecerle becas de estudio para que jugara al fútbol para ellos.

Otra oportunidad que tampoco desperdició. Se decidió por la universidad de Miami, que jugaba en una liga universitaria muy fuerte y eso le predisponía a dar el salto a la liga profesional de fútbol americano.

Con su universidad consiguió el campeonato de liga y justo cuando iba a dar el salto a profesional… se lesiona la espalda.

Para una cosa que se le daba bien hacer y no era ilegal y se truncan sus expectativas por una lesión que le apartaba de ese mundo de un plumazo.

A pesar de eso fichó por un equipo profesional canadiense pero dos meses antes de comenzar la liga rescindieron el contrato. Su lesión era incompatible con la práctica profesional de ese deporte.

A esas alturas de su vida, cuando ya todo parecía encaminado y con un buen rumbo hay que amoldarse a las circunstancias y volver a fijar nuevas metas y objetivos.

Cuando el viento cambia de dirección o te adaptas o te paras.

Así fue como no le quedó más remedio que intentar dedicarse a la profesión familiar, a pesar de que no era lo que él quería. Se puso a entrenar y consiguió entrar en el mundo de la lucha libre. Y en ese mundo sí que triunfó, a lo grande.

No me voy a parar a hacer un listado de sus campeonatos ni sus peleas porque no es el caso. Muchas.

Cuando empezó a destacar en esa nueva profesión fue invitado a un programa de televisión junto con otros luchadores, a él le tocó hacer la presentación de sus compañeros ante el público que estaba en el programa y ante los teleespectadores.

Dwayne vio otra oportunidad y no la quiso pasar por alto. Su presentación y cómo se desenvolvía delante de las cámaras llamó la atención de productores y directores de cine y televisión que pronto lo llamaron para ver si podía aparecer en cameos en sus series de televisión.

Y como la lucha libre americana tiene mucho de teatro La Roca ya estaba preparada para ese mundillo.

Primero apareció en alguna serie de televisión sin mucha repercusión pero le propusieron aparecer en una película para el cine y aceptó encantado. La película fue El regreso de la momia y su éxito fue fulgurante.

Al año siguiente protagonizó la precuela de esa película y se convirtió en el actor novato mejor pagado con 5 millones de dólares en sus bolsillos.

Y así hasta ahora, el año pasado la revista Forbes lo proclamó el actor mejor pagado de 2.016 así que se puede decir que ha triunfado, ha conseguido llegar al éxito a pesar de no tener un talento claro, una vocación determinada.

Lo que sí tiene, el talento oculto que lo ha llevado hasta donde está, es ver las oportunidades y no dejarlas escapar, no creerse derrotado o fracasado por no conseguir lo que se había propuesto en cada momento.

Las cosas se intentan, si no salen, pues se intentan otras.

Emilio Barreda

Consultor de Social Media, emprendedor y curioso por naturaleza. Llegué al mundo de las Redes Sociales y el Marketing para intentar ayudar a clientes y amigos en un mundo online donde el comercio tradicional tiene mucho que ganar.



Marketeros de Hoy

Marketeros de Hoy es la revista digital sobre Marketing Online y Social Media que te mantendrá informado al momento de todo lo que ocurre en Marketing Digital.
Estamos comprometidos con la calidad de nuestros contenidos para aportar valor a todos nuestros lectores.


CONTACTAR



Conoce a nuestros Autores



Newsletter


Sígueme en Feedly

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies