¿Qué es el Growth Hacking? Casos de éxito y ejemplos

Adrián ÁlvarezAdrián Álvarez4 diciembre, 20178min22730
growth-hacking.png

¿Aún no sabes qué es ni en qué consiste el Growth Hacking?

Pese a ser un término muy de moda, este término tiene ya más de 7 años, ya que fue acuñado por Sean Ellis en 2010 para definir a una persona “cuyo norte es el crecimiento”.

¿Qué es el Growth Hacking exactamente?

El growth hacking lo definiría como un cóctel perfecto de empatía, analítica y un poco de magia.

Y es un perfil cada vez más demandado por empresas y sobre todo startups, en donde la falta de recursos es un punto clave y la necesidad de desarrollar estrategias de crecimiento (growth) con el mínimo de recursos y que generen el máximo de impacto (hack) es imperativa.

El growth hacking no es solo un enfoque de marketing, es un estilo de gestión que pasa por la modificación del propio producto para la optimización de los resultados, tanto a nivel usabilidad, como del objetivo del producto.

Lo primero que necesitamos empatía para poder identificarnos con nuestros clientes.

El growth hacker pone al cliente siempre en el centro de la estrategia y busca que el producto que ofrece sea útil para su público objetivo.

Lo segundo es la analítica para mejorar los resultados. Números y hechos, esto es lo que está detrás de una buena estrategia.

El análisis constante y la iteración de ensayos es lo que permite ir ajustando nuestras acciones y nuestro producto para mejorar su impacto.

Por último necesitamos esa chispa de magia que hace que las cosas sucedan. La magia que os propongo aquí no es el “tener suerte”, es saber enfocar y analizar esos datos y tener intuición para ver cual es el siguiente paso.

El conocimiento del mercado, el consumidor y el producto son necesarios para una correcta gestión de la estrategia.

Algunos ejemplos de “Growth Hacking”


► Hotmail

Si bien el término fué acuñado en 2010, podemos ver algunos ejemplos clásicos de épocas anteriores. Uno de ellos se puede ver en la adolescencia de internet allá por 1996-97 cuando Sabeer Bhatia y Jack Smith fundan Hotmail.

En aquella época, todos los correos eran enviados desde servidores corporativos y no había apenas usuarios independientes de correo.

Para dar una mayor visibilidad pensaron en poner una firma en todos los mails que se enviaran por la plataforma, y esto les hizo crecer exponencialmente:

► AirBnB

La idea de airbnb fue un hack con mayúsculas. Analizando donde se movía sus usuarios vieron que gran cantidad de ofertas sobre alojamiento se publicaban en craigslist, una popular página de anuncios clasificados Americana.

Pensaron que era una plataforma interesante para darse a conocer y desarrollaron un hack por el cual quien pusiera un anuncio de alojamiento en esa plataforma, podía publicarlo automáticamente en AirBnB para multiplicar su visibilidad.

Esto se amparó en un fallo de seguridad por parte de Craigslist y un “vacío legal” que les permitió crecer rápidamente.

► Gmail

Actualmente el “member get member” es una cosa relativamente común, pero allá por 2004 cuando Gmail nació no era tan normal.

Este webmail, ahora mayoritario, nació como un servicio exclusivo para los empleados de la empresa, pero finalmente se decidió abrirlo al público.

La estrategia que siguieron para hacer crecer este servicio fue la exclusividad del mismo. Solo se podía acceder bajo invitación y se daba un número limitado a cada suscriptor.

Esto permitió a gmail 2 puntos muy importantes, el primer crecer de manera sostenible, ajustando las necesidades técnicas al volumen de usuarios y crecer en nombre entre una gran cantidad de personas que no podía acceder al servicio sin la invitación.

► Hawkers

 El growth hacking no es una cosa exclusiva online, aunque sí es cierto que la capacidad de impactar en un gran número de personas a través de internet es de uso obligatorio.

Por ello quiero poner como último ejemplo a esta marca española.

¿Cómo 4 chicos de Elche pasan a ser la empresa más conocida de gafas de sol baratas del mercado?

A parte de la gran cantidad de personalidades que han aparecido con las gafas, muchas de ellas sin pagar un duro, según ellos.

Una de las razones principales fue Facebook.

Cuando empezaron con esto, la plataforma de ads estaba en pañales y tenía un precio mucho más ajustado que el de ahora. Esto les permitió hacer grandes campañas a nivel social por muy poco dinero y conseguir un “fan base” amplia.

Optimizaron tanto este recurso que hasta tuvieron que ir a irlanda para hablar con facebook y pedir que mejoraran el servicio para poder seguir creciendo.

Conclusión

Estos son 4 ejemplos de crecimiento a través de acciones no convencionales, o al menos no convencionales en la época en la que se realizaron.

Como algunos entendidos dicen, el growth hacking no son una serie de técnicas, sino una filosofía.

Analizar los intereses de nuestro público, saber dónde están y ponerlos en el centro de nuestra estrategia, no solo de comunicación, sino también modificando el propio producto y ver cómo podemos mejorar lo que ya tienen o darles algo nuevo que mejore sus vidas.

 

Imágenes gracias a Shutterstock

Adrián Álvarez

Adrián Álvarez

Copywriter, analista web y amante del Marketing de Contenidos y sus ventajas. Experto en Marketing Automation y estrategias de comunicación. Partner de SALESmanago


Sígueme en Feedly

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies