10 motivos para pensar que el Marketing está revolucionando los mercados

José Ángel GarcíaJosé Ángel García14 octubre, 201720min13490
La-revolución-de-los-mercados-del-marketing.png

En un mundo de hipercompetencia, las diferencias son las que posicionan.

Desde su nacimiento, el desarrollo del marketing ha estado marcado por varios hitos históricos que han supuesto puntos de inflexión y evoluciones sumamente importantes en las técnicas de marketing y el desarrollo comercial de las empresas.

Aunque como ya dijo Kotler “Todo es marketing”, existen diversos acontecimientos que han supuesto cambios profundos en el concepto y los mercados, que ahora voy a resumir, para que puedan ser tenidos muy presentes en el momento actual, porque de su reconocimiento depende el avanzar en nuevos criterios y aprovechar las nuevas oportunidades que el mundo global nos ofrece.

 

Cambios profundos en los mercados

1. Competencia

Competencia una revolución dentro del marketing imagen por ShutterStock 

El primer concepto que desde la antigüedad significó toda una revolución dentro del marketing sucedió cuando el ser humano en su desarrollo de la caza y la agricultura tuvo la oportunidad de negociar con sus excedentes, es el modelo productivo de competencia.

El origen del intercambio y del comercio supusieron el punto de partida de la competencia en la oferta, en la medida que el hombre dispuso de mayor variedad de mercancias con las que entablecer relaciones comerciales, aumentó a su vez las nuevas oportunidades para la creación de nuevos servicios en relación a productos y la modernización de la forma de vida. Las comodidades que poco a poco fueron mejorando el progreso de la humanidad supusieron cambios importantes en las necesidades de los consumidores.

La Pirámide de Maslow dejó claro que siempre existen necesidades por cubrir y que la evolución es constante. La constante de la innovación supone siempre nuevas oportunidades de mejora y el nacimiento de nuevos nichos de mercado. Precisamente el nacimiento de la competencia supuso la necesidad de diferenciación, que a su vez supuso el posterior nacimiento del concepto de marketing.

 

2.    Branding

Branding-concepto-marketing

imagen por ShutterStock 

Otro novedoso concepto que desde la antigüedad significó toda una revolución dentro del marketing es el concepto actual de marca. En su origen el término nórdico de “brandr”que significa litelarmente quemar hacía alusión al sistema para determinar la propiedad del ganado mediante la aplicación al animal de un hierro candente con la marca del propietario.

A lo largo de la historia el hombre ha dejado claras sus intenciones de permanecer en la memoria y los objetos en forma de firma, los alfareros romanos, todos los artesanos, tenían sus propias protomarcas.  Cada año aparecen nuevas evidencias de ese concepto atribuido a profesiones, reyes e incluso ciudades.

Pero no es hasta el siglo XIX cuando se consolida el modelo de marca y se le otorga reconocimiento e incluso legislación.

Algunas de las primeras marcas fueron las de bebidas, por la necesidad que tenían en su transporte de distinguir sus embalajes de los de sus competidores.

En nuestros días, el branding moderno nos permite generar valores alrededor de nuestras marcas, ampliando el concepto a la pertenencia a una tribu de consumidores fieles y que sirven de apóstoles de las mismas.

 

3. Publicidad impresa

Los primeros comerciantes anunciaron sus productos con su propia voz, se contaban o cantaban en muchos casos, posteriormente escribieron los nombres y precios a la vista de todos.

La publicidad nació como una forma de explicar en pocas palabras el producto o servicio que se ofrecía y llamar la atención de los compradores.

Apareció la cartelería e incluso con el tiempo, la publicidad engañosa como la de aquellos brebajes capaces de curarlo todo en el Lejano Oeste.

Pero el año de 1440, y el nacimiento de la imprenta creada por Johannes Gutenberg marcó un antes y un después en el mundo de la publicidad.

La creación de folletos modificó la forma de comunicar en las empresas y redujo los costes para llegar al consumidor. Desde aquel momento la comunicación podía ser masiva, impresa, medida y estudiada.

El marketing ya se ha había convertido en una ciencia inexacta en ocasiones, pero siempre apasionante.

 

4. Marketing lateral

Mejorar aquello que ya existe para resolver necesidades insatisfechas por los productos y servicios desde el fundamento absolutista de la innovación total, ese podría ser el resumen en forma de telegrama del concepto  del marketing lateral creado por Philip Kotler y Fernando Trias de Bes.

Cualquier cosa es susceptible de ser mejorada y con ese criterio la metodología de marketing lateral aporta nuevas oportunidades de negocio.

El aprovechamiento de los recursos, con la mejora contínua de los ya existentes.

El concepto lateral busca responder a preguntas que los productos y servicios originales dejaron sin respuesta y de esa forma encontrar mejores argumentos al diálogo del marketing.

Es un proceso creativo y de mentalidad más que una metodología, es la apertura de la mente empresarial a la evolución de los productos, servicios y marcas para perpetuarlos de formas distintas con el objetivo último de servir a los consumidores de la manera más eficiente posible.

Superado el concepto del marketing vertical, el marketing lateral se convierte ya no en otra opción, sino en la única real y generadora del mantenimiento de la cartera de clientes.

 

5. Marketing relacional

Cuando nació la publicidad y consiguió la masificación de sus mensajes publicitarios en los incipientes medios de comunicación, existía una asignatura pendiente que suponía la falta de comunicación entre los argumentos publicitarioss y las experiencias de compra de los consumidores.

En 1983 Theodore Levitt comenzó a utilizar el término marketing relacional para definir la acción de la consecución de una mejora en las cotas de satisfacción en las relaciones comerciales empresa-cliente.

En 2004 la Asociación Americana de Marketing implementó cambios significativos en los que el concepto valor adquiría un nuevo abanico de definiciones y criterios.

El marketing relacional, supone incluir en la fórmnula del éxito del marketing la interrelación con los clientes, sus emociones y sus necesidades reales.

La venta cambia su concepto y empieza a crear argumentos sostenibles y dialogados. Hoy en día uan empresa que no desarrolla programas de marketing relacional, está al margen de las realidades y los mercados.

O conversas o mueres.

 

6. Social Media marketing

El año 2003 se concretó el nacimiento de los social media, unos entornos colaborativos y de comunicación que supusieron la reinvención del marketing en la última década.

Las nuevas redes sociales y/o profesionales se convirtieron desde su creación en algo insólito hasta el momento, un nuevo canal de comunicación, comercialización y branding que en el caso de los social media contaba con una particularidad disruptiva, el poder y control del nuevo canal, quedaba en manos del propio consumidor.

Ya no existía un control absoluto de la comunicación ni los emdios y eran los propios clientes los que podían encumbrar o dilapidar el bagaje comunicativo y de branding de las empresas desde el enfoque de la experiencia de compra.

Pero también con nuevos parámetros hasta ese momento totalmente ignorados como el de la responsabilidad social corporativa entre otros.

Ahora buscamos empresas, eficientes, ecológicas, responsables y enfocadas al consumidor. Los consejos de administracción son ahora los que tiemblan cuando un consumidor estornuda una crisis de producto en los social media, porque influye directamente en sus ventas y la imagen pública de sus empresas y las marcas.

 

7. Marketing global

La aceleración en muchos casos provocada por las nuevas tecnologías, y los nuevos tratados económicos globales han supuesto la conversión en una nueva realidad de un mercado global que incluso se ve afectado por el efecto mariposa.

La interconexión de compradores y usuarios de todo el mundo sirve de escenario a los negocios del presente.

Dentro de ese nuevo mundo, las marcas han tenido enormes retos a los que enfrentarse. Algunos tan simples como el significado de los nombres comerciales en diferentes idiomas o la propiea eficiencia de unificar marcas en distintos países para ahorrar costes en materiales publicitarios. Las compras de empresas en otros países también suponen puntos de inflexión para la desaparición o unificación de marcas diferentes.

En líneas generales la globalización ha supuesto enormes ventajas competitivas para las pequeñas empresas en todo el mundo, que con una flexibilidad ilimitada hacen frente de forma creativa a las mastodónticas multinacionales.

Charles Handy ya hizo una referencia extensa a esas diferencias operativas entre las empresas, por su tamaño en su afamado libro El elefante y la pulga.

 

8. Social gaming

Decía Calderón de la Barca…La vida es sueño.

Pero en los últimos años podríamos decir sin temor a equivocarnos que en lo que realmente se ha convertido la vida es…en juego.

El social gaming se ha posicionado como una opción de marketing poderosa y adictiva, en el que cabe todo tipo de publicidad, la aparente e incluso la que no vemos tan directamente.

Los juegos se han convertido en una herramienta publicitaria recurrente y participativa.

El social gaming incluye dos potentes argumentos, en primer lugar el de la garantía de una experiencia positiva para el que participa y en segundo término el de la creación de comunidades que interactúan en forma de conversaciones a lo largo del tiempo.

Esto facilita que las marcas logren el objetivo paradisíaco más perseguido, el de permanecer en la memoria de los consumidores.

La colaboración es un principio universal en la naturaleza y desde hace muchos años también en el marketing y cuando el mix de experiencia del consumidor incluye la diversión, el éxito está practicamente asegurado.

Ahora ya sabemos lo que es ver publicidad en las vallas digitales de un juego de ordenador o en la marca de las zapatillas de un personaje de juego de rol digital.

 

9. Marketing low cost

En un mundo hiperconectado e hipercomunicado las empresas únicamente pueden competir por dos criterios, el de calidad o el de precio.

De esa visión tan nítida aparecieron las primeras empresas y sectores que dieron forma al concepto low cost que tiene su origen en varias causas. La más importante consiste en la tendencia a la simbiosis en momentos de crisis-oportunidad.

Las empresas detectaron oportunidades de negocio en muchos sectores que pasaban de forma irremediable por democratizar los precios.

Las compañías aéreas fueron de las primeras en ofrecer el concepto low cost, pero el goteo de sectores ha sido constante entre ellos la revolución que ha supuesto para la moda ofrecer diseños de alta gama a precios de fabricación de bajo coste.

El modelo low cost no es otra cosa que realizar ofertas básicas a precios bajos sobre una parte exclusiva de sus servicios manteniendo en todo caso el estándar de calidad de los productos de calidad superior.

Es un concepto que en su matriz incluye variables diversas de precio y posicionamiento.

Depende de factores como la oportunidad, la multilocalización de las compañías y el avance imparable en la mejora de la aplicación de la tecnología en todos los sectores.

En el mundo de la publicidad el low cost ha tenido un importante empuje en forma de ofertas exclusivas, nacimiento de segundas o terceras marcas de fabricantes y el coste inferior de la publicidad más democrática que existe, la publicidad en medios digitales.

 

10.  Neuromarketing

Todas las empresas quieren obtener la respuesta a una única pregunta ¿Por qué compran los consumidores?, el neuromarketing,  supone la respuesta de la ciencia a esa pregunta que se consideraba eterna.

Las empresas, ancladas en el concepto erróneo de perspectiva interna a la hora de crear y desarrollar productos y servicios, entiendió que la ciencia había generado los suficientes avances en la psicología, la neurología y la economía para avanzar un paso más en el proceso de venta.

Desarrollar productos pensados específicamente para cubrir las necesidades reales del mercado y no únicamente las de las empresas.

De ese modelo de creación de valor aparecen estudiosos del ámbito universitario en concreto del Brighthouse Institute for Thought Science de Atlanta organismo dependiente de la Universidad Emory de Atlanta que desarrollan el vínculo neurológico del consumo.

Posteriormente el término neuromarketing es citado en primer lugar por el profesor holandés Ale Smidts, Premio Nobel en Economía que resalta la importancia de medir las respuestas neurológicas en la investigación de mercados.

Hoy en día el neuromarketing ha supuesto el acceso al lanzamiento de productos exitosos para cualquier empresa que sepa contar con el cerebro y las emociones de sus potenciales clientes.

 

Conclusiones

Hasta aquí has podido ver que el mundo del marketing ha evolucionado de forma exponencial y de forma asociada alos avances técnicos y científicos del ser humano.

Ahora dejo en tus manos la creación de una nueva revolución del marketing.

Imagen de portada (Businessman hand) de Shutterstock

José Ángel García

José Ángel García

Conferenciante/Escritor/Formador
Experto en networking y mentor certificado de AMCES Asociación Española de Mentoring
Autor del libro “El pequeño saltamontes; emprender es un salto al vacío.”
Finalista Premios Círculo Rojo 2016


Sígueme en Feedly

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies