¿Escuchas, a menudo, hablar de landing page y no tienes claro qué es? ¿Entre tanta bibliografía, no acabas de saber cómo crear una?

De esto va este post. He creado una guía para que tengas un “paso a paso” definitivo que te ayude en su construcción.

Durante su navegación por Internet, un usuario puede llegar a las páginas de nuestro sitio web principalmente a través de dos vías (sin tener en cuenta el enlace directo):

  • Desde los resultados de una búsqueda orgánica por una determinada palabra clave.
  • Desde un anuncio patrocinado en algún medio digital (AdWords, Facebook Ads, Twitter Ads, etc.).

En el primer caso, tenemos poco control sobre la página destino (es decir, la página a la que el usuario accede después de realizar la búsqueda). El algoritmo del buscador decide qué página de nuestro sitio web se ajusta mejor a la intención de búsqueda del usuario.

En el segundo caso, el buscador (o el medio digital que corresponda) decidirá dónde, cómo y cuándo mostrará el anuncio, pero seremos nosotros quienes debemos indicar expresamente qué página destino visitará el usuario cuando clique en nuestro anuncio.

Pero no es ésta la única diferencia.

Normalmente, la página de destino de una búsqueda orgánica estará optimizada para ofrecer la mejor experiencia de usuario para un conjunto de palabras clave de búsqueda. En otras palabras, que cuando el usuario acceda a nuestra página, su necesidad o pregunta quede resuelta de forma fácil.

Mientras que, para anuncios patrocinados, el objetivo será diferente: conseguir que el usuario haga alguna operación con la página (es decir, completar una conversión), ya sea comprar un producto, registrarse, suscribirse o descargar un tutorial.

Hasta ahora, hemos utilizado la expresión “página de destino”, más intuitiva de comprender, pero suele denominarse con la expresión inglesa “Landing Pages” o “Página de aterrizaje”, sobre todo cuando su propósito sea conseguir conversiones.

En este artículo, vamos a centrarnos en las Landing Pages creadas para campañas de marketing orientadas a optimizar el índice de conversión. Esto no significa que no puedan aparecer en los resultados de búsqueda orgánica, pero no será éste su principal propósito.

¿Qué es una Landing Page?


En la introducción ya hemos esbozado una definición general de qué es un Landing Page, pero resumámosla en una frase más fácil de manejar:

“Una Landing Page es una página web, normalmente no integrada en la estructura del sitio web, a la que un usuario llega al clicar un anuncio o banner y cuyo objetivo es conseguir una conversión por parte del usuario.”

En esta definición, cabe destacar los siguientes elementos diferenciadores de una Landing Page, con respecto a cualquier otra página de un sitio web (que puede ser también destino de una búsqueda orgánica):

  • Suele ser una página web independiente. Es decir, no forma parte del esquema de navegación normal del sitio web ni, normalmente, recibe enlaces internos desde otras páginas web del sitio.
  • Suele estar asociada a un anuncio patrocinado. Que pueden ser los anuncios de la página de resultados de un buscador, de una red social o una banner contratado en otro sitio web, aunque también podría ser un banner en páginas de nuestra propia web.
  • Está optimizada para mejorar el índice de conversión. Aunque una Landing Page podría aparecer entre los resultados de búsqueda orgánica, no es ése su propósito ni nuestros esfuerzos deberían enfocarse en optimizar su posicionamiento SEO, sino en conseguir que una visita se convierta en un lead.
  • Cada visita a la Landing Page tiene un coste asociado. Dado que la principal fuente de visitas a una Landing Page será desde anuncios patrocinados, deberemos abonar un precio, ya sea por número de impresiones (es decir, las veces que se muestra el anuncio a un usuario) o por cada visita (clic) que haga un usuario.

Este último aspecto de las Landing Pages destaca un factor que siempre debemos evaluar cuando las diseñemos y analicemos: el retorno de la inversión (ROI).

Una campaña basada en anuncios patrocinados y una Landing Page asociada debe obtener ingresos (directos o indirectos) suficientes que superen el coste total de todas las impresiones y visitas que llegan a través de esos anuncios, conviertan o no.

En este contexto, debemos evitar situaciones como:

  • Elevado número de visitas a la Landing Page pero con un índice de conversión muy bajo, porque no recuperaríamos el elevado gasto en los anuncios patrocinados.
  • Un índice de conversión elevado pero con un coste de adquisición tan alto que ni siquiera tantas conversiones puedan compensarlo o que requiera un índice de conversión tan elevado que sea inalcanzable.

Por tanto, no basta con diseñar una Landing Page que tenga un buen índice de conversión, sino que también debe evaluarse conjuntamente con el coste de los anuncios patrocinados para determinar su viabilidad y rentabilidad.

“Leads”… ¿Qué es una conversión en una Landing Page?

Cómo crear una Landing Page perfecta

Hasta ahora, hemos mencionado que el principal objetivo de una Landing Page es “convertir visitas en leads”… pero, ¿qué significa una conversión?

Habiendo hablado de costes y beneficios relacionados con una Landing Page, lo primero que se asocia con una conversión es la realización de una venta, pero hay muchas otras posibilidades:

  • Venta de un producto o contratación de un servicio. La conversión más evidente y más fácil de cuantificar y evaluar.
  • Suscripción a un boletín de noticias o novedades.
  • Captación de datos del usuario (email o teléfono), que podríamos utilizar para futuras campañas.
  • Descarga de documentos, tutoriales u otros tipos de ficheros con información sobre nuestros productos, servicios, etc.
  • Inscripción a un curso online o webinar.
  • Rellenar un formulario o cuestionario sobre un tema de interés.
  • Petición de información adicional sobre un producto o servicio.
  • ..

En otras palabras, una conversión significa que el usuario, cuando visita la Landing Page, realiza algún tipo de acción que, en función de los objetivos de nuestra campaña, nos proporciona algún tipo de beneficio o ventaja competitiva.

Este beneficio no siempre es cuantificable. En el caso de una venta o contratación, sí que hay un importe o precio que nos pueda servir de referencia.

Sin embargo, otras conversiones, como inscribirse a un boletín o rellenar un formulario, deben evaluarse en función del impacto que consideramos pueda tener (por ejemplo, imagen de marca) o como parte de otras acciones (como captar emails antes del lanzamiento de una campaña sobre un producto).

Cómo debe ser una Landing Page perfecta


Ahora que sabemos en qué consiste una Landing Page y, especialmente, el propósito para el cual están dirigidas, se hace evidente que su diseño y estructura no puede seguir el mismo criterio que cualquier otra página interna del sitio web.

En esta sección vamos, primero, a identificar los elementos que deben aparecer en una Landing Page y cómo deben ser para favorecer la conversión.

Después veremos cómo deberían estructurarse y relacionarse estos elementos para conseguir que el usuario visitante complete una conversión.

Elementos de una Landing Page

Una Landing Page debe motivar, o provocar, una acción en el usuario: que haga “algo”.

No puede ser, por tanto, como cualquier página web de contenidos, que suele contener bastante información (o proporcionar alguna utilidad) al usuario que, satisfecha su curiosidad, suele abandonar la página sin más.

Así, una Landing Page debe contener la información suficiente y necesaria para que el usuario sepa, en apenas unos segundos, si lo que le ofrecemos puede satisfacer su necesidad.

En principio, si hemos diseñado bien el anuncio patrocinado o el banner, habremos delimitado y filtrado la necesidad del usuario y todos los elementos de la Landing Page deberán estar dirigidos a convencerle que nuestra solución resuelve su necesidad.

La siguiente infografía resumen los 9 elementos que se describen posteriormente:

Elementos de una Landing Page

 Dirección o URL

A diferencia de las URL’s de páginas web internas con contenidos relevantes, que deben ser optimizadas para el posicionamiento orgánico, la URL de una Landing Page debe verse como el primer frente que proporciona información al potencial visitante (además del propio anuncio o banner).

Una URL descriptiva y legible por el usuario, en vez de códigos numéricos sin significado, pueden añadir una “pizca” de información que no hayamos incluido en el anuncio y pueda ser relevante para el usuario… pero no solo para que nos visite, sino que NO nos visite si no le interesa nuestra oferta (y ahorrarnos así el coste de esa visita).

 Título

Tenemos un visitante… ahora, nuestro objetivo es conseguir llamar su atención lo suficiente para que, uno, siga leyendo el resto de la Landing Page; y, dos, que sepa que hemos comprendido su necesidad y podemos satisfacerla.

El título es el primer peldaño para conseguir llamar la atencion del usuario

La redacción del título debe ser breve, clara y concisa, destacando el aspecto principal que queremos satisfacer al usuario; en otras palabras, qué beneficio obtendrá con nuestra propuesta. Preguntas o frases evocadoras suelen tener un impacto positivo en la percepción del usuario.

Sin embargo, aunque el título deba ser llamativo y evocador para el usuario, no se debe caer en sensacionalismos ni promesas imposibles de cumplir. El usuario puede sentirse engañado y abandonar la página.

Finalmente, el diseño del título debe destacar el título con respecto al resto de elementos de la página, combinando ubicación, tipografía, tamaño de letra y color para que atraiga la vista del usuario desde el primer segundo y le llegue nuestra propuesta.

 Subtítulo

El título debe ser corto y claro, impactante. Su objetivo es levantar interés en el visitante y continúe leyendo. Sin embargo, esa brevedad limita la información que puede proporcionar.

Éste sería la razón de ser del subtítulo: ampliar la información que el título no incluye por su brevedad, y que sea relevante para el usuario para seguir aumentando su interés en nuestra propuesta.

Aunque más largo que el título, el subtítulo debe seguir siendo bastante corto, que casi se pueda leer de un vistazo. Dos o tres frases cortas, como mucho.

Su diseño y visualización serán más discretos que los del título, aunque también aparecerá en un lugar destacado de la Landing Page, siempre subordinado o por debajo del título principal. La diferencia entre ambos debe ser evidente.

 Descripción textual: Necesidad vs Beneficio

Gracias al título y el subtítulo, la curiosidad del usuario va en aumento. Percibe que hemos detectado su necesidad y que tenemos una oferta que puede resultarle atractiva.

Llega el momento de describir nuestra propuesta, sea servicio, producto, descarga, etc., para lo cual combinaremos imágenes y texto.

📌 El texto debe estructurarse en bloques con frases cortas de fácil y rápida lectura, describiendo cada uno un aspecto muy concreto de nuestra propuesta.

En este punto, es importante tener en cuenta que el usuario no está interesado en las características técnicas o físicas de nuestra propuesta, sino del beneficio que le va a proporcionar con respecto a su necesidad.

En consecuencia, cada bloque debería destacar un único beneficio y alinearlo con la necesidad del usuario. De esta forma, el usuario no tiene que deducir, desde las características, qué beneficios obtendría y evitamos que pueda sacar conclusiones erróneas o incompletas.

Por ejemplo, para destacar el bajo consumo de un coche híbrido, en vez de especificarlo numéricamente, se podría señalar un beneficio directo como “Recorre un 50% más de distancia con el mismo depósito”.

 Imágenes / Vídeos

Las imágenes y vídeos “suavizan” la frialdad de una página con solo texto, aunque tenga diferentes tipografías, tamaños o colores.

No debería incluirse más de una imagen o vídeo en una Landing Page. Por un lado, pueden dispersar la atención del usuario, que tendría que dividir su atención entre ellos, perdiendo esa ventaja que nos otorga disponer de una imagen.

Por otro lado, perderíamos la oportunidad de utilizar esa imagen o vídeo como punto de atracción de la mirada del usuario a otro elemento; por ejemplo, la llamada de acción o el formulario.

La imagen puede ser una representación del producto o servicio, pero en caso de mostrar una persona, sus gestos y postura corporal pueden utilizarse para dirigir la atención del usuario que, inconscientemente, tenderá a mirar hacia donde esa persona mire o esté inclinado.

En caso de incluir un vídeo, no debe ser demasiado largo (menos de un minuto) y destacar los beneficios de mayor a menor importancia. No debe arrancar de forma automática, para evitar importunar al usuario o, en caso de móviles, no consumir ancho de banda innecesariamente.

 Testimonios

En el mundo real, cuando tomamos decisiones de compra o contratación tenemos en cuenta la opinión de otras personas que lo hayan hecho anteriormente.

Estos testimonios generan mucha confianza, mostrando una experiencia de primera mano de la satisfacción obtenido por otros usuarios.

En el mundo online también podemos utilizar los testimonios para ganarnos la confianza de los usuarios visitantes. En este caso, además del testimonio, debe quedar claramente identificado quién lo hace, incluyendo fotos reales y nombre y apellidos.

 Formulario

Si el objetivo de la Landing Page es recopilar información de los usuarios, ya sea para suscribirse a un boletín o inscribirse a un webinar, debemos incluir un formulario con los campos necesarios.

Debemos evitar pedir demasiada información. A los usuarios no les gusta dejar sus datos personales en los sitios web. En muchos casos, un nombre y un correo electrónico son más que suficientes; al menos, para una primera fase de recopilación de datos.

En el aspecto de la protección de datos, debemos informar al usuario que sus datos estarán protegidos adecuadamente y que no los utilizaremos más que para los fines relacionados con la Landing Page ni los cederemos a terceros.

 Llamada a la acción

En el caso de una página de venta o contratación, la Landing Page incluirá uno o varios botones para completar esa transacción. Este botón, normalmente, llevará a una secuencia de páginas para realizar la transacción (por ejemplo, dejar los datos de envío del producto, el pago por Internet, etc.).

El botón de llamada a la acción debe destacar visualmente con respecto al resto de la página, muy visible y que quede claro qué acción realizaría el usuario al pulsarlo (por ejemplo, con un texto como “Compra ahora tu nuevo portátil”).

Puede haber más de una llamada de la acción, según cómo se estructure la Landing Page. De esta forma, si la página ocupa más de una pantalla, el usuario no tendrá que buscarla.

Una disposición válida de las llamadas de acción podría ser colocar una después de los beneficios de nuestra propuesta; otra después de los testimonios; otra más junto al vídeo o imagen, si los hubiera; y, finalmente, después del bloque de ampliación de información, si hubiese.

 Ampliación de información

Muchos usuarios, a partir de los beneficios y los testimonios, tienen suficiente para decir completar una conversión. Otros, sin embargo, pueden no haber convencidos o son de aquellos que quieren conocer más a fondo las características del producto, servicio u oferta.

Para ellos, la Landing Page debe incluir una sección que añada información adicional de interés, ya sea al final de la propia Landing Page o mediante un enlace a otra página.

En uno u otro caso, la llamada de acción debe estar disponible cerca para que el usuario pueda completar la conversión.

Estructura de una Landing Page

En el apartado anterior hemos visto los distintos elementos que podemos encontrarnos en una Landing Page. En función del objetivo de ésta (esto es, la conversión que se persigue) y del tipo de propuesta, podrán estar todos o solo algunos de ellos.

En un recorrido por diversas Landing Pages de distintos sitios webs, observaremos que, aunque comparten gran parte de los elementos descritos anteriormente, tienen las estructuras muy variadas.

A priori, no se puede establecer cuál puede ser la estructura más adecuada para una determinada campaña o propuesta.

Un buen punto de partida, además de la experiencia que hayamos acumulado por diseñar otras Landing Page, podría ser analizar las Landing Pages de nuestra competencia directa, que ya habrán hecho su propia tarea de análisis y optimización de la conversión.

A continuación, se muestra una estructura típica de una Landing Page, que ilustra los aspectos más relevantes durante su diseño y la localización de sus distintos elementos:

Estructura de una Landing Page

Este esquema incluye todos los elementos (a excepción de la ampliación de información, que se puede solicitar a través de un formulario) que se han descrito en el apartado anterior.

La característica más evidente, en el aspecto visual, es que los bloques de información están perfectamente delimitados, cada uno en su propia área o cuadro.

Por ejemplo, cada beneficio sólo ocupa una zona concreta de la página, sin interacción con el resto, de forma que el usuario sabe, desde el primer vistazo, que hay 6 beneficios, cada uno con su descripción exclusiva.

Al estar la Landing Page parcelada de esta forma, el usuario no tendrá dificultad de identificar cada bloque de información, apenas moviendo la vista y sin tener que localizarla en medio de un bloque continuo de texto.

Landing Pages efectivas : buenas prácticas


Cuando diseñamos una Landing Page, no es suficiente con incorporar los elementos descritos anteriormente y distribuirlos a lo largo de la página.

Con el objetivo de conseguir la ansiada conversión, debemos facilitar al usuario la navegación a través de la página, identificar los puntos de información más relevantes y guiarle a través de su proceso de decisión.

Un usuario que se encuentre confuso o perdido dentro de una Landing Page, casi con seguridad será un usuario que la abandonará.

Las siguientes buenas prácticas reducen la probabilidad de que esta situación ocurra y favorecen que el visitante complete una conversión:

  • Un único objetivo. Una Landing Page solo debe hacer una cosa, sea una venta, una contratación o una suscripción. Si el usuario ve varias opciones, lo más probable es que dude entre ellas y finalmente no elija ninguna.
  • Generar expectación, que motive a continuar leyendo o completar la conversión, sea rellenando un formulario o ejecutando la llamada a la acción. Combinación de tipografías, colores, tamaños de letra, etc., que destaquen los puntos importantes del texto.
  • Llamadas a la acción directas, sin ambigüedades. Cuando el usuario vea una llamada a la acción debe saber de un vistazo qué acción llevará a cabo si lo utiliza. Frases muy cortas, con un verbo y dos o tres palabras deben decirle qué puede hacer sin confundirle.
  • Brevedad y claridad en la exposición de los beneficios y ventajas de nuestra propuesta, utilizando frases cortas y mensajes claros, que exponga solo una idea cada vez.
  • Diseño confortable y fácil de leer. De un vistazo, el usuario debe identificar cuáles son los beneficios, cuáles son los testimonios, cómo completar una acción o consultar más información. Si la disposición del contenido es confusa o no se identifica claramente cada dato informativo, el usuario no la localizará y no completará la conversión.
  • Evitar enlaces de salida o fuga, como un menú o lista de enlaces internos al sitio web, que proporcionan una salida rápida al usuario hacia otras páginas. El usuario llegó con un fin concreto, motivado por el anuncio clicado, pero si tiene otros enlaces visibles, puede seguirlos y desviarse del objetivo de la Landing Page. La única excepción es para colocar un enlace a otra página que amplíe la información sobre nuestra propuesta.
  • Realizar tests A/B. Por muchas buenas prácticas que apliquemos y por mucha experiencia que tengamos en diseñar Landing Pages, los usuarios son imprevisibles. No podemos conformarnos con utilizar técnicas porque “siempre funcionan”. Los tests A/B permiten disponer de dos versiones de una Landing Page, con pequeñas diferencias, para evaluar cuál convierte más. De esta forma, optimizamos poco a poco nuestra Landing Page para aumentar su índice de conversión.

 

Claves para crear Landing Pages para móviles


Landing Pages efectivas : buenas prácticas

Las buenas prácticas de la sección anterior son válidas para cualquier Landing Page sobre cualquier dispositivo, sea ordenador o móviles.

Sin embargo, las características específicas de los dispositivos móviles, especialmente el menor tamaño de la pantalla de visualización y limitaciones del ancho de banda y velocidad de descarga, hacen que debamos tener en cuenta factores adicionales cuando diseñamos Landing Pages para móviles:

  • Diseño y distribución de fácil lectura en pantallas pequeñas. En un móvil no podemos la misma información ni en la misma distribución que para una pantalla de ordenador. El diseño la Landing Page debe ser exclusivo para móviles, en un formato de navegación y lectura adaptado al menor tamaño de las pantallas
  • Mostrar los datos más importantes al principio de la página. La pantalla de un móvil muestra una porción muy restringida de la información de la Landing Page. Por tanto, debemos captar el interés del usuario desde el primer momento, con la información más relevante, para que continúe deslizando la página hacia abajo, hasta llegar al formulario o llamada de acción.
  • Limitar la longitud y extensión de la página y del contenido. En un móvil no podemos mostrar la misma información que la Landing Page que se mostraría en un ordenador. El usuario de un móvil espera encontrar información muy precisa, directa y breve. Los textos deben adaptarse para que el usuario pueda leer los datos relevantes sin tener que tener que deslizar eternamente la página.
  • Evitar la necesidad de tener que hacer zoom. El zoom produce dos efectos indeseados sobre el usuario: debe realizar una operación adicional con sus dedos para poder leer el texto, y, al hacer zoom, puede perder la posición que tenía originalmente en la página, sentirse confuso y no saber por donde continuar.
  • Rápida descarga de la página y sus contenidos. Todas las páginas deben estar siempre optimizadas para descargarse rápidamente desde el servidor, pero este requisito es aún mayor en el caso de los móviles. Textos, imágenes, vídeos, scripts y cualquier otro recurso debe optimizarse para que la descarga no se alargue innecesariamente.
  • Geolocalización (si aplica a nuestra propuesta). Los móviles permiten geolocalizar con bastante precisión la posición del usuario. En caso de que nuestra propuesta tenga ofertas especiales para una determinada localización geográfica, la Landing Page deberá mostrar la que corresponda en función de la ubicación del usuario.

 

Herramientas para crear una Landing Page


Ya conocemos los elementos que debe tener una Landing Page, cómo deben estructurarse (aunque la disposición final siempre dependerá del perfil del usuario objetivo y de la propia propuesta) y buenas prácticas para mejorar su impacto (es decir, convertir más).

El siguiente paso consiste en crear la Landing Page en nuestro sitio web. Para ello, tenemos varias posibilidades, siendo la más “elemental”, utilizar las utilidades de edición del gestor de contenidos para crearla, como si de cualquier otra página web se tratara.

Sin embargo, este método, aunque directo y trivial, no es el más adecuado. Estaríamos limitados a las capacidades de edición del editor del gestor de contenidos, normalmente puede requerir bastantes conocimientos de HTML y CSS para conseguir efectos más avanzados.

Además, no dispondríamos de mecanismos directos para evaluar el comportamiento de la Landing Page y su rendimiento (índice de conversión, entre otros).

Por estos motivos, la mejor opción es utilizar algunas de las herramientas  disponibles en el mercado para construir Landing Pages de forma rápida y sin necesidad de ningún conocimiento técnico.

En esta sección vamos a ver tres métodos diferentes para crear una Landing Pages, con herramientas de edición visuales que permiten ubicar los distintos elementos de la página tan fácilmente como arrastrarlos y pegarlos en su ubicación final.

✅ Ventajas de utilizar una herramienta para crear Landing Pages

Antes de ver los tipos de herramientas que podemos utilizar, hagamos un rápido de las principales ventajas que nos pueden ofrecer frente a utilizar el editor HTML de un gestor de contenidos:

  • Inclusión de un editor visual avanzado que permite crear la Landing Page arrastrando y soltando los distintos elementos de la página en su ubicación final y cuadros de configuración, sin necesidad de tener conocimientos técnicos.
  • Colección de plantillas y diseños entre los que elegir como punto de partida para crear la página y que, la mayoría de las veces, bastará cono configurar y cargar de contenidos, sin necesidad prácticamente de modificar su estructura o disposición.
  • Seguimiento y análisis de métricas para evaluar el comportamiento y eficiencia de la Landing Page, como el índice de conversión, número de visitas, tiempo de estancias, etc.
  • Integración con servicios de Email Marketing, para alimentar la base de datos de usuarios de nuestras campañas de emailing.
  • Integración con los gestores de contenido más populares, como WordPress o Drupal.
  • Posibilidad de crear tests A/B y analizar sus resultados para comparar la eficacia de pequeñas modificaciones en algún elemento de la Landing Page.

No todas las herramientas disponen de estas ventajas ni tampoco nosotros necesitaremos todas ellas. Queda bajo nuestro criterio evaluar nuestros requisitos y elegir aquella herramienta que mejor se adapte a éstos.

➡️ Templates para WordPress

El sistema más sencillo y directo para crear una Landing Page en WordPress consiste en adquirir una plantilla (template) que ya combine por nosotros la mayor parte de los elementos y que solo tengamos que configurarlos, modificarlos y cargar de contenidos para adaptarlos a nuestra campaña.

Esta solución, sin embargo, no incorpora gran parte de las utilidades o herramientas que podríamos necesitar para analizar y evaluar el éxito de la Landing Page, como métricas, tests A/B o integración con servicios de Email Marketing.

Quedaría bajo nuestra responsabilidad incorporar otras utilidades (como plugins) para complementar estas plantillas.

Su ventaja, por tanto, queda reducida a su sencillez de implantación y su bajo precio, entre 10 y 15 euros.

Los repositorios web de templates tienen un apartado específico para las Landing Page, como en ThemeForest o en TemplateMonster. Habitualmente, cada plantilla dispone de una demo navegable para que podamos ver cómo quedaría esa plantilla con contenidos “reales” antes de decidir su compra.

➡️ Plugins para WordPress

Un método más avanzado, dentro de un gestor de contenidos como WordPress, la disponemos a través de la instalación de un plugin.

Un plugin, además de incorporar una variedad de plantillas entre las que podemos elegir cuál se adapta mejor a nuestras necesidades, también incluye diversas funcionalidades, tanto para editar visualmente estas plantillas (sin tener que saber HTML o CSS) como para analizar el comportamiento de la Landing Page (como métricas o tests A/B).

El “inconveniente” de este tipo de herramientas es que la mayoría son de pago. Aunque muchos dispongan de una versión gratuita para su evaluación, tiene limitada su funcionalidad o solo están operativos por un periodo de tiempo.

Sin embargo, solo por el tiempo que nos ahorramos en diseñar, gestionar, analizar y evaluar el comportamiento y los resultados de una Landing  Page, los plugins ofrecen prestaciones más que suficientes por un precio muy razonable (sobre los 40-50 euros) que se amortiza rápidamente.

Entre los plugins más conocidos, cabe destacar los dos siguientes:

  • WordPress Landing Pages. Uno de los pocos plugins de Landing Pages gratuito, que incorpora un buen número de funcionalidades, suficientes para nuestras primeras campañas o que no requieran demasiada sofisticación. Además de incluir una pequeña colección de plantillas (que pueden ampliarse adquiriendo las que ofrece el fabricante), dispone de:
    • Un editor visual avanzado.
    • Seguimiento de la tasa de conversión.
    • Clonación de Landing Pages y tests A/B.
    • Formularios de captura de datos.
    • Integración con plataformas de Email Marketing.
    • Integración con complementos (add-ons) de terceros para añadir más funcionalidades.
  • Thrive Architect. En realidad, este plugin no se puede considerar un plugin “para Landing Pages” más, puesto que dispone de características tan avanzadas que lo hacen útil no solo para diseñar y gestionar Landing Pages, sino para el resto de páginas de contenido de nuestro sitio web. Como cabe esperar, tan versatilidad y potencia tiene un precio (a partir de 67 euros para una única web). Sus principales características son las siguientes:
    • Editor visual avanzado, con múltiples recursos gráficos y funcionales (como formularios, llamadas a la acción o testimonios).
    • Optimización para dispositivos móviles.
    • Casi 300 plantillas para Landing Pages.
    • Recursos funcionales optimizados para la conversión.
    • Soporte multi-dispositivo.
    • Integración con múltiples servicios de Email Marketing.
    • Creación y monitorización de tests A/B.

 

➡️ Plataformas Web

Los dos métodos anteriores ofrecen soluciones para construir y gestionar Landing Pages desde dentro de nuestro propio sitio web en WordPress.

A través de una plataforma web de Landing Pages, no necesitamos descargar ni instalar nada en el gestor de contenidos. Todo se diseña y gestiona desde el sitio web de la plataforma.

Éstas son las ventajas de “externalizar” las Landing Pages en una plataforma web:

  • Liberamos de recursos nuestro servidor, especialmente importante si tenemos bastantes Landing Pages, con tests A/B e integrados con servicios de Email Marketing.
  • En general, ofrecen más posibilidades de monitorización y análisis de las métricas de rendimiento de la Landing Page.
  • No tenemos que preocuparnos de actualizarlo con cada nueva versión. Cuando el proveedor actualiza su plataforma, sus novedades se incorporan automáticamente a nuestras Landing Page.
  • Incluyen una biblioteca creciente de plantillas y recursos funcionales y gráficos.
  • La mayoría ofrecen herramientas adicionales, como mapas de calor (heatmaps), además de las habituales de tests A/B o Email Marketing.
  • Compatibles con la mayoría de los gestores de contenido.

Como contrapartida, el coste de este tipo de plataformas web es bastante más elevado que una plantilla o un plugin, normalmente asociado al volumen de visitas y conversiones que reciban nuestras Landing Pages:

  • InstaPage: Una de las plataformas web más extendidas, que incluye todo lo necesario para diseñar, gestionar y monitorizar Landing Pages. Además de los servicios y prestaciones habituales (biblioteca de plantillas, editor visual, tests A/B, Email Marketing, recursos gráficos y funcionales), también dispone de mapas de calor para analizar cómo se mueve el usuario a través de la página.
  • UnBounce: Con prestaciones similares a InstaPage, aunque no dispone de mapas de calor y sus tests A/B son más avanzados y con más posibilidades de análisis que los de InstaPage. Además, contempla la posibilidad de llamadas a la acción segmentadas.

 

Conclusiones

El diseño de una Landing Page sigue unos criterios distintos de cualquier otra página de un sitio web. Mientras que éstas se optimizan para el posicionamiento orgánico en buscadores, el propósito de una Landing Page es conseguir que el usuario “convierta”; es decir, que realice alguna acción, desde dejar sus datos de contacto hasta realizar una compra.

Por ello, la estructura y formato de una Landing Page difiere de una página de contenido, empezando por el formato de la información que se muestra.

Mientras que una página de contenidos consiste en una sucesión de párrafos e imágenes, una Landing Page tendrá la información distribuida en bloques o áreas de fácil identificación y lectura, con frases cortas y rápidas de leer.

Dos elementos son fundamentales para conseguir ganarse la confianza y el interés del usuario. Primero, se deben describir los beneficios que obtendría, en vez de enumerar las características. Segundo, incluir testimonios de otros usuarios satisfechos.

Seguir una serie de buenas prácticas durante el diseño de una Landing Page, especialmente para cuando se muestre en dispositivos móviles, ayudará a mejorar su índice de conversión.

Aunque se puede utilizar el editor del propio gestor de contenidos para diseñar una Landing Page, es recomendable utilizar herramientas especializadas, que no requieren conocimientos técnicos, y que incorporan utilidades que ayudarán a optimizar la conversión de la Landing Page, como tests A/B o mapas de calor.

 

Espero que esta guía te ayude a conseguir tus metas. Manos a la obra y a ¡construir tu landing page de éxito!

Consultor SEO, Certificado en Google Analytics y Adwords, Experto Universitario de Social Media Marketing y Certificado en Emprendimiento y Gestión Empresarial por Business & Marketing School (ESIC). Ingeniero Superior de Informática, con 20 años de experiencia en desarrollo, análisis y gestión de proyectos con Internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Quieres acceder a la experiencia de un mentor que te guíe y acelere el éxito de tu proyecto?

Solicita gratis información personalizada para tus necesidades

ya estamos preparando tu información!