Nadie quiere ser atendido por una marca robótica, queremos que sean personas las que hablen con nosotros. Y es más, queremos saber, que tras la marca con la que estamos contactando están esas personas. Queremos saber que esa marca o empresa tiene una personalidad propia.

 

Marca personal y empresa


Aunque no lo creas, no son conceptos diferentes ni enfrentados. De hecho, van unidos necesariamente.

Como te digo, a mi no me llama la atención en absoluto una marca que no sea capaz de diferenciarse de los demás. No me importa, a priori, si tus productos son verdes o amarillos, quiero saber porqué debo elegirla.

La mejor forma de hacer que la empresa me lo diga no es bombardeándome con publicidad o con descuentos, sino haciéndome llegar su imagen de marca impoluta, y, nada mejor que hacerlo que creando una marca personal.

 

La marca personal aporta a la empresa un valor añadido impresionante


Y eso es un hecho que no podemos negar.

La marca personal es lo que da personalidad a una empresa, es lo que la diferencia del resto de su competencia. Igual que cada persona es diferente, cada empresa lo es también, y esa diferenciación se tiene que ver.

Te pongo un ejemplo: piensa en una marca como Apple. Esta empresa tiene una personalidad muy fuerte. Es una marca cercana pero profesional, que ofrece un servicio y unos productos de calidad.

Ahora piensa en Mediamarkt. ¿Has visto sus canales sociales? Esta es una marca que ofrece productos tecnológicos también, pero su personalidad es diferente. Es más irreverente, más “sinvergüenza”.

Si lo piensas, ambas marcas son claramente diferenciables. Tienen una personalidad única.

Como bien dicen los chicos de GoodRebels, marca corporativa y marca personal viven en absoluta simbiosis. La una aporta a la otra valores intangibles muy importantes y gracias a los que se complementan de una forma brutal.

Estoy completamente de acuerdo con ellos en que la marca personal aporta humanidad a la empresa.

Pensemos que una marca está gestionada por personas con sus ideas y con su personalidad.

Sabemos perfectamente que hablar con una persona es mil veces más efectivo y eficaz que cualquier campaña de marketing, y eso el cliente también lo sabe, y de hecho, eso es lo que espera.

Quiere que la marca se dirija a él de forma cercana, hablando el mismo lenguaje que habla él, y, naturalmente, busca que la marca se implique a la hora de satisfacer una necesidad (sea la que sea) y que se interese por sus opiniones.

En pocas palabras, quiere una marca humana con la que relacionarse, no que se limite simplemente a mandar mensajes unidireccionales en los que le diga lo bueno que es su producto y lo baratos que son. El usuario necesita saber porqué quedarse con esa marca.

 

La marca personal aporta a la empresa una percepción diferencial 


Otra cosa muy importante que aporta la marca personal a la empresa es el hecho de posicionarse de una forma determinada. Ya sabemos que la reputación online es cuestión de percepción por parte del usuario de la marca, y, a la hora de que ese posible cliente nos perciba de una forma o de otra, es fundamental tener una buena marca personal que le diga del pie que cojeamos.

Te pongo un ejemplo : hay muchas marcas en nuestro país y en todo el mundo que, además de ejercer su trabajo, se dedican a colaborar en eventos deportivos o humanitarios. El simple hecho de hacerlo fomenta en el usuario la idea de ser una marca más comprensiva, que apoya el deporte o para que la gente importa.

Se trata de decirle con nuestros hechos y nuestro mensaje al usuario quiénes somos, qué nos importa.

 

La marca personal afecta a la reputación online de la empresa


Por otro lado, con una buena marca personal la empresa puede tener mucho más reputación.

En una empresa, un gran activo es las personas que hay detrás, y, es posible que cada una de ellas gocen en internet de una buena reputación online por su trabajo. Tenerlas dentro del equipo y que el usuario sepa que están detrás de la marca puede hacer que su reputación beneficie a la imagen corporativa de la misma. Además, cada persona puede tener su propia red de contactos, algo que también puede hacer que el alcance de la empresa sea bastante mayor.

Por último pero no menos importante, hay que señalar la importancia de la marca personal de la empresa para crear esa vinculación especial que convierte al usuario en un cliente fidelizado. ¿A quién no le gusta que una marca le pregunte cómo le va con un producto o un servicio que ha contratado y que le diga que si necesita cualquier cosa puede contactar enseguida?

Se trata de hablar con el usuario para conocerlo y conocer sus necesidades y cuáles son sus expectativas. Solo así puedes engancharlo.

¿Tu empresa ya tiene marca personal?

 

Imagen de portada ( Fingerprint Icon ) gracias a Shutterstock

Community Manager y Content Manager convencida.  Le doy caña a mi ukelele y a mi guitarra y a ratos escribo en mi blog www.redesymarketing.com sobre Social Media, Contenidos y lo que haya que escribir.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Quieres acceder a la experiencia de un mentor que te guíe y acelere el éxito de tu proyecto?

Solicita gratis información personalizada para tus necesidades

ya estamos preparando tu información!