Escribir sobre el MVP o Producto Mínimo Viable, en estos tiempos de coronavirus, crisis, confusión y reinvención, cobra muchísima importancia, porque hoy más que nunca la rapidez del contexto nos impulsa a desarrollar con agilidad, pero con una base firme de pensamiento.

El modelo tradicional de desarrollo de producto o servicio contempla el cumplimiento de una serie de pasos que normalmente requieren de un largo tiempo de desarrollo.

Este largo tiempo, es consecuencia de que se concibe el desarrollo del producto o servicio como la culminación final y total del mismo, agregando todos los atributos o funcionalidades que imagine el dueño del proceso, y estime que son necesarias para el cliente.

Es decir, todo se resume en querer generar el producto o servicio “perfecto” y, tanto tu como yo sabemos que si hay algo real en la actualidad es que la perfección no existe, porque lo que es “genial” hoy, ya mañana no. Cambian los gustos y sale la competencia.

En este post se plasma en términos sencillos, lo que significa el MVP o Producto Mínimo Viable, y como puede desarrollarse.

Te recomiendo leer tambien estos artículos:

🢂 ¿Como promocionar un negocio con poco dinero? Consejos e ideas

🢂 Cómo mejorar la gestión del tiempo

 

 

¿Qué es el MVP o Producto Mínimo Viable?


Aunque es un termino muy usado, en muchos casos existe una concepción errónea del mismo.

Por eso la importancia de darle el marco real y teórico a este articulo con una definición clara y sencilla del mismo.

El MVP o Producto Mínimo Viable es aquella versión inicial del producto o servicio que sirve y cumple las condiciones mínimas para ir al mercado objetivo, con la finalidad de saber si ese producto o servicio es, aceptado o no, por los consumidores/clientes.

El PMV gira en torno al circuito de Crear-Medir-Aprender con un mínimo esfuerzo y tiempo de desarrollo, siendo la mejor forma de adaptar un producto al mercado rápidamente.

Fue popularizado por Eric Ries.

El concepto que define el propio autor Ries es:

MVP o Producto Mínimo Viable es una versión parcial de un producto o servicio orientada a descubrir rápidamente qué pide el mercado, con los menores recursos y el menor esfuerzo posible”.

 

MVP o Producto Mínimo Viable: Objetivos


El objetivo del MVP o Producto Mínimo Viable es comenzar con el proceso de aprendizaje, es tener a la mano un mecanismo para testear el mercado objetivo, conocer problemas, identificar soluciones, plantear y validar hipótesis.

Por otro lado, evitar el trabajo innecesario, lo cual genera costo, desarrollando un producto o servicio que el mercado no desea, ni le funciona.

Es muy importante tener claro, que lo que decidas hacer, pasa porque su propuesta de valor conlleve la solución que el segmento de mercado esta requeriendo.

Es muy probable, que si tienes una idea de negocio te pregunte Cómo Emprender un negocio con éxito y MVP o Producto Mínimo Viable es parte de ese camino.

Finalmente, una palabra mágica, “rentabilizar” desde el momento cero el mercado objetivo.

¿Cómo? potenciando el aprendizaje respecto al cliente/consumidor, con los menores recursos, maximizando el beneficio del emprendedor.

Conseguir pruebas y evidencias antes de que sea demasiado tarde para el emprendimiento.

 

Características del MVP o Producto Mínimo Viable


Algunas características interesantes que atribuyen la importancia y necesidad al uso de este análisis son:

  • El MVP o producto mínimo viable ayuda al equipo que se encarga del proceso a empezar lo más rápido posible.
  • El PMV (producto mínimo viable) varia con la complejidad del desarrollo, y el testeo de ese producto mínimo puede ser variado en función de esto.
  • Importante para la generación del Producto Mínimo Viable la filosofía KISS: “Keep It Simple, Stupid”. Mientras más sencillo, mejor.
  • El PMV inicialmente se presenta al primer grupo poblacional, el que es capaz de captar cualquier proceso innovativo rápidamente, los “Innovadores y Early adopters”.
  • Pone a prueba la propuesta de valor intrínseca en ese PMV.
  • Es una técnica que definitivamente deja desarrollar productos ajustados al mercado y maximizar la rentabilidad del dinero invertido.

Tipos de consumidores y curva de adopción del MVP o Producto Mínimo Viable


Para identificar a los tipos de consumidores del MVP o producto mínimo viable nos basaremos en la curva de innovación.

Y,

¿Qué es la curva de Innovación?

No es mas que la herramienta que sirve para clasificar, en base al aprendizaje o comportamiento del mercado objetivo, la disposición de los clientes/consumidores en adoptar una determinada novedad de producto o servicio.

Te comento que es una herramienta muy útil para emprender, ya que te ayuda a conocer y entender hacia donde debes dirigir el foco, esfuerzo y recursos en la captación de clientes potenciales.

Esto pasa por conocer el mercado, e identificar los aspectos demográficos y sociales que te interesan.

Las tendencias son fundamentales, y aquí aplica otra técnica excelente para esto, que es el Coolhunting, o caza de tendencias.

El mensaje más importante es que al inicio debes dedicarle el tiempo necesario a estudiar tu mercado y el mapa de cliente.

La curva de adopción de la innovación técnicamente manifiesta, que el mercado y su comportamiento antes lo nuevo e innovador, se distribuye en una curva tipo campana de gauss o una distribución normal (nombre estadístico)

Ver la figura siguiente:

MVP curva de Innovacion

 

Tipos de consumidores

Así las cosas, los tipos de consumidores se definen como:

Innovadores o entusiastas: representa el 2,5% de la población objetivo; los que hacen colas para comprar el producto antes de que todo el mundo, los que se gastan más dinero que cualquiera, o los que esperan con ansia detrás de una pantalla el contador regresivo para ser el primero en conseguir el producto.

Early adopters (creadores de tendencias): Consumidor temprano o primer consumidor. Son los llamados visionarios; los que creen en las tendencias o buscan fijar una; es un segmento del 13,5% de la población objetivo. Pero te digo que también son pocos fieles porque son los “caza-fantasmas”.

Ahora, ¿en qué se diferencia de los innovadores?

Estos son unos “frikies” en el mercado; y tienen autoridad para opinar.

Los Early adopters suelen ver de forma anticipada una solución a un problema que ellos tienen o una diferenciación.

Si te das cuenta en la imagen, luego de los early adopters, viene un hueco denominado “The Chasm” (abismo) donde puede pasar dos cosas:

 

  • El MVP no sirvió por tanto pasa al olvido, desaparece, o
  • el producto o servicio pasa hacia el mercado (siguiente nivel) y logra la captación o atracción del público objetivo.

 

Cabe destacar que estos 2 primeros usuarios ponen a prueba nuestra propuesta de valor, la cual a medida que avanza y posiciona en el mercado, debe dinamizarse para que pueda mantener la fuerza inicial.

Mayoría precoz (pragmáticos): consiste en el conjunto del 34% que suele adoptar los cambios más rápidamente que el resto de la población. Son aquellos que esperan la respuesta real del mercado y se atreven a comprar una vez que el producto o servicio tiene cierta reputación. Al consolidar el porcentaje ya estas entrando a la parte plana de la curva.

Mayoría retrasada (conservadores): Son el otro 34% de la población que sólo utilizan las nuevas ideas y productos cuando la gran mayoría ya lo está haciendo y por ello pasa bastante tiempo antes de que esto ocurra. No influencian a nadie.

Escépticos: ya este conjunto de personas es aquellos que compran el producto cuando ya inclusive, en el caso de tecnología, fue sustituida por una nueva versión.

 

MVP o Producto Mínimo Viable vs modelo de negocio


Es vital dejar claro que el MVP o Producto Mínimo Viable y modelo de negocio son dos cosas distintas.

El primero nos sirve para saber, aprender y mejorar; es decir, para identificar si con la propuesta de valor, se está dando la solución necesaria.

El segundo, es la traducción a dinero, una vez que ese producto o servicio ya está probado y testeado; el modelo de negocio traduce y normaliza la puesta en marcha real de ese producto o servicio.

Con el método del MVP o Producto Mínimo Viable se busca generar una propuesta para crear un modelo de negocio eficiente y efectivo, logrando rentabilizar el uso de los recursos que siempre son escasos.

 

Tipos de MVP o Producto Mínimo Viable


Los tipos de MVP o Producto Mínimo Viable  que con más frecuencia se usan son :

1️⃣ Entrevistas: entrevistas o cuestionarios con los clientes potenciales. Con ellas se van detectando los mayores problemas de los clientes. Por lo general esta tipología es la más rápida y barata de hacer.

2️⃣ Prototipos: lo que se le presenta al cliente; es una visualización del producto sin funcionalidad real, pero es suficiente para dar al usuario una visión de la solución propuesta.

3️⃣ Informativo: es el tipo que sirve para dar información del producto o servicio. Esta información se puede mostrar en una simple página de venta landing page, donde se indique información del producto o servicio; con ella se espera captar la atención del cliente; otro tipo de producto informativo puede ser el crowfounding, videos, etc.

4️⃣ Producto o servicio físico: Un modelo del producto físico que muestre algo del funcionamiento o beneficio de este, de forma tal que el cliente/consumidor pueda verlo en práctica.

5️⃣ Concierge MVP: es muy usado a nivel de producto digital, consiste en desarrollar una plataforma ficticia, con un método básico de funcionamiento que se pone en práctica en el mercado de forma real, pudiendo los usuarios interactuar con ella y dar sus opiniones y valoraciones, pero para el usuario es transparente lo que hay detrás y su nivel de avance y desarrollo.

 

Obstáculos en la creación de MVP o Producto Mínimo Viable


Como no todo es perfecto y no toda las herramientas o metodologías son infalibles, el MVP o Producto Mínimo Viable presenta también algunos obstáculos:

  • Aspecto legal: hay que tener en cuenta la propiedad intelectual y registro de marca; cuando se testea es muy probable que aun esto no se tenga.

Sin embargo, la recomendación es que, aunque sea el naming de la marca, debe estar registrado.

  • Miedo por la competencia: podemos pensar que, testeando el producto mínimo viable, nos puedan robar la idea. Desde mi punto de vista, este miedo (válido por supuesto) hay que quitárselo. Los competidores siempre existirán, antes o después, la clave, es el trabajo rápido, consciente y una diferenciación clara.
  • Integración, gestión emocional y trabajo del equipo: El equipo que trabaje en el desarrollo del MVP o Producto Mínimo Viable, debe tener claro que puede haber respuestas positivas o negativas y estas últimas, no pueden provocar el desánimo, ni las primeras, euforias excesivas.

Conclusión


⭐ La conclusión más relevante, es entender que, para planificar, desarrollar un producto o servicio, o generar un proyecto, hay que rentabilizar.

Y rentabilizar pasa por eliminar todo aquello que no aporte valor, con el fin último de disminuir costos.

También, realizar lo conveniente para llevar con, la mayor probabilidad de éxito posible, el producto o servicio al mercado.

Preguntas como ¿Cuántos elementos son necesarios para atraer a los primeros usuarios?

¿Cuántas etapas debo añadirle al servicio que estoy generando?

¿Qué realmente necesita mi cliente?, ¿Cuál es su lucha?

Cerrar lo más posible las repuesta, te dará la ruta para iniciar el desarrollo de tu PMV.

⭐ Y como punto final te recuerdo algunos aspectos claves que debes tener presente del MVP o Producto Mínimo Viable:

1️⃣ Primero, La perfección no existe, sólo busca tener el mejor producto o servicio posible, en el contexto actual y bajo el comportamiento del mercado de hoy.

2️⃣ Segundo, todo es dinámico y relativo, por eso el proceso iterativo de crear-medir y aprender es fundamental.

3️⃣ Tercero, concéntrate en generar valor, si conquistas el 16% inicial, ya tienes un “éxito” garantizado. Pero también la relatividad afecta este comentario, porque ese 16% dependerá del entorno y sector donde te desees mover.

4️⃣ Finalizando, cuarto, tus colaboradores son pieza clave; la tranquilidad, la confianza y el liderazgo consciente, son columnas de esa edificación que se llama emprendimiento.

Los colaboradores, socios o equipo de trabajo, tienen emociones y mucha presión; entender y tomar las acciones previsivas correctas, es sin duda, una palanca positiva para el desarrollo de tu proyecto.

 

Imágenes cedidas por Deposit photos

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies