¿Es un candidato un producto de Marketing?

Mucho se habla de lo distintos que son el marketing político y el marketing comercial, que el candidato no se vende como un producto y otras tantas opiniones  pero está claro que se fundamentan en los mismos principios y la base son las técnicas del marketing.  Ahora, claro está que un producto  y/o un servicio presentan características distintas a un candidato.

Similitudes y diferencias entre marketing político y marketing comercial

El marketing comercial vende un producto o servicio y el marketing político vende una persona y/o idea.

No tan distintos

Hay que tener presente que tanto los votantes como los consumidores tienen la misma forma de tomar decisiones finales, varían en su tiempo, pero estructuralmente es la misma forma.

Los consumidores son votantes, en su gran mayoría, y los votantes son consumidores, entonces  hablamos de un mismo individuo que participa en distintos mercados.

Este individuo al participar en distintos mercados toma características especiales en cada uno de ellos, pero es alcanzado con las mismas técnicas de mercadeo y con los mismos medios de comunicación.

➡️ Las encuestas son muy importantes tanto para un producto como para un candidato, en el primero las llamamos sondeo de mercado y en segundo sondeo de opinión, pero también estructuralmente la metodología de las encuestas son iguales.

Es cierto que los objetivos perseguidos son distintos, mientras el marketing comercial busca utilidades y cantidad de clientes el marketing político busca la máxima cantidad de votantes a su favor.

El marketing ya no se centra en el producto sino en la personas, en cómo se beneficiara, en sus experiencias y emociones y el marketing político se centra en lo que mueve a los electores que generalmente son sus emociones.

Ambos presentan ofertas, recordemos que el candidato presenta propuestas en su campaña y esas son, ni más ni menos que ofertas.  El candidato busca ganar la elección, mejorar su imagen y ubicar en primera plana a su partido, está muy lejos de querer satisfacer a sus votantes, tal vez intente satisfacerlos luego con su gestión, si es que gana la elección, cumpliendo con su oferta.

En marketing podemos crear un producto o servicio desde cero contemplando las necesidades del mercado. Pero en marketing político no se puede crear un candidato desde cero, esta ya viene conformado y su personalidad impactara directamente en su posibilidades de éxito.

Con los productos podemos hacer pruebas pilotos para poder evaluar correcciones y acciones, con los candidatos esto no es posible, aunque en mi opinión un candidato que aspira a la presidencia y traza una estrategia para tal objetivo contemplando en la misma participar de elecciones de cargos menores, estas claramente son pruebas piloto que permiten realizar correcciones e ir posicionando al candidato con miras al objetivo final.

Los producto tienen vida útil, (matriz BCG)  y los candidatos también tiene vida útil la cuál suelen extender todo lo que pueden al punto de impedir la aparición de nuevos candidatos.

El marketing atrae la atención de un público objetivo. Consumidores para el marketing comercial, votantes para el marketing político. Tanto consumidores como votantes evalúan y eligen desarrollando un procedimiento determinado.

Desde el marketing se utilizan los mismos canales para persuadir y las mismas herramientas, técnicas y métodos para posicionarse en la mente del consumidor o de el votante.

La imagen es un tema de acción muy importante tanto para un producto como para un candidato. Ahora bien, si debemos realizar cambios o modificar la imagen de un producto, esto se puede realizar sin consecuencias importantes; mientras que el más mínimo error en el desarrollo de este trabajo con un candidato puede llegar a ser terminante.

Cuando se desarrolla  marketing comercial se hace de forma permanente, continua y el consumidor realiza la transacción, (compra), en cualquier momento. En el marketing político esto es diferente dado que el votante tiene solo un día para realizar el voto y la campaña tiene un periodo determinado haciendo al marketing político temporal.

Resumiendo

Si el marketing político y el marketing comercial se basan en las mismas técnicas de mercadeo:

  • Utilizan los mismos medios de comunicación
  • Presentan ofertas
  • se posicionan en la mente del individuo
  • trabajan la imagen,
  • utilizan encuestas y sondeos,
  • buscan ganar mercado,
  • trabajan sobre las emociones y experiencias,
  • venden,
  • tienen vida útil y
  • persuaden por los mismos canales, entonces,

¿Un candidato  se vende como un producto?

Claro, una persona, candidato, no es lo mismo que un producto o un servicio. Tienen diferencias obvias. Los errores en el candidato son al instante y en muchos casos sin posibilidad de reparación. La gestión de las emociones por medio de un candidato tiene un impacto más directo y fuerte. Pero, estructuralmente se venden distintos o tienen características distintas a contemplar en las acciones.

 

Imagen de portada ( Winner concept) gracias a Shutterstock. 

Marcelo Lamas

Especialista en Mercadotecnia. con experiencia en comercialización y formación académica en marketing, Fundé el estudio comercial Sensory Storage donde ayudamos a individuos y organizaciones a realizar sus objetivos comerciales acompañándolos en la ruta elegida. Autor y conferencista en temas de marketing

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Quieres acceder a la experiencia de un mentor que te guíe y acelere el éxito de tu proyecto?

Solicita gratis información personalizada para tus necesidades

ya estamos preparando tu información!