¿Qué nombre ponemos a una marca? ¿Será apropiado? ¿Gustará a los usuarios? El naming juega un papel fundamental dentro de una estrategia de branding: puede funcionar como impulsor de la marca o, por el contrario, ser un auténtico desastre.

En este artículo, te explicamos qué es el naming, tipos de naming que puedes utilizar al crear el nombre de tu marca y cómo realizar un proceso de naming para que sea exitoso.

 

¿Que es el Naming?


El naming es el proceso creativo mediante el cual se pone nombre a una marca. El naming tiene la función de comunicar qué es la marca y su estrategia, ha de servir para diferenciarla y ha de ser recordado. Se considera un activo más de la compañía.

El naming es el primer elemento identificativo de una marca, y aquí radica su importancia:

 

Importancia del Naming


Si estás trabajando en tu estrategia de marca, debes tener presente la gran importancia que tiene el naming .

Como decíamos al principio, el naming puede actuar como propulsor de una marca o ser desastre, debes tener en cuenta que:

Uno de  los factores más importantes del naming radica en que percibimos a las marcas como personas. Igual que los nombres de las personas nos sirven para identificarlas y distinguirlas, así sucede con las marcas. Y de la misma manera, los consumidores tendemos a asociar diferentes conceptos en torno al naming de una marca. El naming de una marca es el recipiente que contiene el universo de esta marca. Mencionarlo desencadena evocaciones acerca de todo lo que la marca es capaz de sugerir.

Por otra parte, en un mercado hiper-competitivo, resulta cada vez más difícil destacar. Según datos de la oficina española de patentes y marcas, en España se registraron más de 46.000 nuevas marcas en el año 2017. ¡Nada menos!

¿Utilizas el naming para hacer branding de tu marca?

Cuando no había internet y buscábamos la información en las páginas blancas, el orden alfabético era un factor de posicionamiento. Ese fue uno de los criterios que valoró Steve Jobs para bautizar su marca Apple, ¿lo sabías?

Al parecer, la idea feliz se le ocurrió cuando regresaba de podar unos manzanos. Y digo que fue una idea feliz porque ha conseguido uno de los principales objetivos del naming: ser recordado.

Por eso, dentro de la estrategia de branding es importante dedicar recursos al naming y concederle toda la importancia. ¡Piénsalo bien! Cuanto más destaque, menos presupuesto tendrás que dedicar a la promoción. Otros elementos de branding como la cultura empresarial o el posicionamiento no son tan evidentes.

Tipos de Naming y ejemplos


 

Tipos de Naming y ejemplos

Antes de comenzar con el brainstorming sopesa todas los tipos de naming: esto ampliará el abanico de posibilidades y mejorará tu creatividad. Puedes encontrar:

Naming descriptivo : incluye información sobre la actividad de la marca. Por ejemplo Pizza Móvil.

Naming abstracto: se crea exclusivamente para representar una marca, sin que pueda asociarse a ningún concepto previo. Por ejemplo, Kodak.

Los nombres acrónimos se crean a partir de un nombre descriptivo, por ejemplo, ONCE (Organización Nacional de Ciegos Españoles) o INTEL, acrónimo de Integrated Electronics (Electrónicos Integrados)

El Naming experiencial consigue sugerir qué significa escoger una marca, creando una expectativa. ¿Recuerdas los chicles Bang-Bang? Bang significa explosión, y la principal ventaja competitiva de esta marca de chicles era que con ellos se podía hacer las pompas más grandes. O los zapatos Kickers…

El tipo de Naming Geográfico incluye en el nombre de la marca una referencia a su ubicación o área de influencia. Un buen ejemplo es la cerveza Estrella Galicia.

También se puede utilizar el nombre del fundador de la marca, como Levi’s Strauss o Estée Lauder.

El naming que se basa en un juego de palabras puede ser muy poderoso. Por ejemplo, la cadena de lavado de coches Wash App

Otro tipo de naming que puedes elegir es un neologismo consiste en construir un nombre nuevo a partir de conceptos ya existentes.

 

¿Cuál es el mejor tipo de naming para mi marca?

 

Cómo realizar un proceso de naming

A la hora de seleccionar uno de estos criterios, conviene tener en cuenta en primer lugar el tipo de producto. ¿Me beneficiaría un nombre que evoque una empresa familiar para sugerir cercanía y tradición? ¿Un nombre inventado para un producto innovador? ¿Puedo hacer llegar evocaciones de los beneficios de mi producto a través de su nombre?

➡️ Por ejemplo, la palabra Hacendado, que designa al dueño de una granja o hacienda de campo es perfecto para una marca de alimentación.

➡️ Dove significa “paloma” en inglés y es fácil relacionar este concepto con la limpieza y la blancura.

El naming tiene que ser coherente con la marca y transmitir la misma imagen y valores. Reflexiona sobre tu marca y trabaja sobre el criterio o criterios más adecuados.

 

¿Cómo realizar un proceso de naming?


Y dentro de este proceso hay una serie de criterios a tener en cuenta para conseguir que el naming impulse el branding de la marca.

✓ Paciencia

El primer consejo es armarse de paciencia: el naming es un proceso creativo y toma su tiempo.

Además hay que tener en cuenta que el resultado del proceso va a trascender durante mucho tiempo; por lo general durante todo el tiempo de vida de la marca.

 

✓ Historia de tu marca

Ten presente la historia de tu marca, así como su ventaja competitiva y las cualidades o atributos de tu producto. Lo ideal es que el nombre refleje de alguna manera estas características y la personalidad de la marca.

 

✓ Estudio de la competencia

Haz un estudio de la competencia. Elabora una lista de tus principales competidores y analiza sus estrategias de branding: ¿qué términos son habituales en el sector? ¿Qué categoría de naming han elegido? ¿Cuáles funcionan mejor y por qué? Hacer este estudio en profundidad te aportará muchas ideas útiles.

 

✓ Brainstorming

¡Ahora ya estás preparado para el brainstorming! Plantéatelo como un proceso que necesita su tiempo. Empieza por crear una lista de nombres posibles, anota todas las ideas que se te ocurran. Lo mejor es realizar esta acción en momentos y días diferentes para mejorar la creatividad.

 

Recuerda que el nombre ha de ser breve, fácil de escribir, de decir y de recordar. Además tiene que ser lo suficientemente llamativo como para servir de distintivo de la marca.

 

✓ Asociaciones Negativas

¡Ojo! Evita las asociaciones negativas. Asegúrate de que no sólo suena bien en tu idioma, sino también en los idiomas de tus potenciales clientes. Existen varios ejemplos de naming que han perjudicado el branding de ciertas marcas. Los casos más citados son el “Mitshubishi Pajero”, la tónica “Nordic Mist” (en alemán significa “basura nórdica”) o el más reciente, “Nokia Lumia”. ¡Mucho cuidado con estos errores!

 

✓ Selección de ideas

Cuando se te agoten las ideas, haz una selección de tus preferidos. Es ideal si en esta selección participan más personas. Puedes presentar la lista completa de posibilidades o bien hacer una selección de las opciones que tú consideras “top” para facilitar el proceso.

 

✓ Disponibilidad de dominio

Antes de decidirte por una de las opciones, revisa la disponibilidad del dominio. ¡Es clave! Por muy bueno que sea un nombre, si el dominio no está disponible y tienes que modificarlo, no habrás avanzado nada.

 

El naming ha de encajar bien con todos los demás elementos del branding. ¿Tienes ya logo? Haz pruebas para ver como encaja visualmente el nombre impreso con el logo, elaborando diferentes composiciones. Si todavía no has creado el logo, desarróllalo teniendo en cuenta las opciones top de tu lista de nombres posibles.

 

Selecciona las mejores composiciones y vuelve a solicitar la opinión de otros interesados para ganar perspectiva.

 

Una vez que trabajes bien todos estos pasos, estarás listo para tomar una decisión.

¡Mucha suerte con tu proceso creativo! Aprovechar el naming para hacer branding de tu marca es el primer paso para crear su identidad corporativa.

 

 

Hola, soy Natalia y me dedico a crear contenidos, como siempre digo, que todo el mundo quiera compartir. Me he formado en diferentes ramas del Marketing digital y he ganado experiencia trabajando por cuenta propia y ajena. En mi blog enclaveproductiva.es comparto todo lo que voy aprendiendo o me parece útil sobre Marketing Digital, Contenidos y Herramientas online

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Quieres acceder a la experiencia de un mentor que te guíe y acelere el éxito de tu proyecto?

Solicita gratis información personalizada para tus necesidades

ya estamos preparando tu información!