fbpx

Storytelling, ¡otra palabra en inglés! Hay que ver como somos los del marketing 😉

Acompáñame en este recorrido donde trataremos: la definición de Storytelling, los pasos para sacarle provecho y algunos buenos ejemplos, ¡también para negocios pequeños o presupuestos reducidos!

Definición de Storytelling


Traducimos Storytelling como la actividad de transmitir historias, por escrito o de viva voz. En inglés “Story” es historia y “telling”, contar.

Las historias han existido siempre, y se han utilizado toda la vida con diferentes fines, principalmente entretener y educar. ¿Quién no recuerda las célebres fábulas a través de las que intentaban inculcarnos valores cuando éramos niños?

¡Excelente estrategia! Tienes muy pocas posibilidades de ganarte la atención de un niño si le dices “hay que ser ahorrador” y “debes pensar en su futuro”; y menos posibilidades aún de que recuerde el mensaje.

Ahora bien, si le dices: “ Había una vez una cigarra y una hormiga…” la cosa cambia, ¿verdad?

Está claro que las historias gustan a niños y grandes, y tienen un gran poder de atracción. Esta característica se puede aprovechar en el marketing de mil maneras y con grandes beneficios. ¡Veamos cómo!

Qué es Storytelling en Marketing:


Aplicando el storytelling al marketing, lo definiríamos como el arte de crear una historia en torno a tu marca para conseguir conectar con los usuarios, transmitir confianza y generar engagement.

Así se logra que las personas recuerden a la marca por la historia, por los valores y emociones que transmite. La historia dota de significado a la marca, que será recordada por ella más que por el producto o mensaje comercial.

Una buena historia atraerá a las personas que comparten los valores que transmitimos con nuestra historia, y se genera una conexión mucho más profunda que contribuye a la fidelización.

Un ejemplo clásico, célebre de storytelling es el famoso “Vuelve a casa por Navidad”.  ¿Quién no recuerda este slogan? Todos lo tenemos muy presente desde niños..

La famosa marca de turrones ha ido adaptando la historia a la sociedad actual y cada año nos obsequia con un nuevo capítulo.  Aquí puedes deleitarte con uno de sus anuncios, el de las Navidades de 2017:

Este ejemplo ilustra muy bien lo que el storytelling puede aportar. La historia se ha convertido en la estrategia de marca,  y los consumidores asocian emociones y  sentimientos entrañables directamente con su eslogan.

Vamos a ver los elementos y las características de una buena historia. ¡Así podrás inspirarte para desarrollar la tuya propia!

Ingredientes para crear una buena historia


El elemento más importante de todos es el receptor de tu historia. Es lo primero que necesitas definir, porque para que tu historia triunfe, necesitas conectar con las preocupaciones de tu público objetivo y generar empatía.

Así, cualquier acción de storytelling debe comenzar con una investigación sobre los gustos e intereses de tu audiencia y sus canales preferidos.

Una vez que conoces tu público objetivo, sus miedos y sus deseos, lo siguiente será definir el mensaje, lo que quieres transmitir a la audiencia. Tiene que servir para comunicar tu marca al mismo tiempo que consigue conectar con la audiencia.

La historia tendrá una trama, una estructura. Y más allá de la estructura, tenemos personajes y escenario, así como el punto de vista del narrador, que también hay que definir. Aquí puedes saber más sobre las partes del storytelling.

¿Cómo empezar?

Precisamente es al principio de la historia donde has de conseguir enganchar a tu público. Dispones solamente de unos pocos segundos o unas pocas palabras para lograr su atención, según cómo y dónde vayas a transmitirla (de esto hablaremos más adelante).

Lo que está claro es que necesitas un gancho potente para arrancar tu historia. Esto es algo que los monologuistas saben muy bien. Si te fijas, los monólogos de humor más exitosos, suelen empezar con una anécdota o con una pregunta.

Una breve anécdota puede servir para potenciar la empatía y favorecer la conexión con tu audiencia. Por otra parte, lanzar una pregunta al aire intrigará al público y llevará a las personas a buscar mentalmente una respuesta. Esto podría también funcionar como gancho.

Otras formas de arrancar pueden ser utilizar una cita célebre o bien un dato estadístico sorprendente relacionado con tu historia.

Características del Storytelling: ¿Cómo es una buena historia?


Hay algunas características comunes en las mejores prácticas de Storytelling. Así, las historias que triunfan son:

  • universales: Apelan a los sentimientos y emociones comunes a la mayoría de las personas.
  • cautivadoras: En el contenido de la historia y en la forma de transmitirla tienen que estar presentes los ingredientes capaces de interesar a la audiencia y mantener su atención. Una historia entretenida no será suficiente por sí sola: además hay que añadir talento narrativo y, cuando sea posible, elementos visuales eficaces.
  • memorables: Son historias emocionantes, inspiradoras, graciosas… que permanecen en la mente del receptor durante mucho tiempo, o para siempre.
  • estructuradas: Como hemos dicho, las historias tienen un principio, un nudo y un final, además de un “por qué”. Que la historia sea sorprendente contribuirá a su éxito, pero la estructura no tiene por qué serlo. Mantener la estructura ayudará a la comprensión de la historia, mientras que la finalidad o por qué reforzará su impacto.

Mira este anuncio de Estrella Damm en 2010.

Este vídeo habla de verano, playa, amor… cosas que gustan a todo el mundo. Habla muy poco del producto: sí que sale en escena, claro, pero está lejos de ser protagonista.

La forma de contar la historia es cautivadora. Dura tres minutos y medio, pero ¿verdad que te quedarías un ratito más viendo playas preciosas, sonrisas, gente pasándolo bien?

Es una historia emocionante, con la que cualquiera puede sentirse, en parte, identificado. La marca ha sabido conectar muy bien con los valores de su público.

Las partes de la estructura se distinguen claramente: hay una introducción, un nudo con su acción ascendente y su clímax, un desenlace y un por qué.

Tipos de Storytelling


Para clasificar estrategias de storytelling, podemos tener en cuenta diferentes criterios. A continuación veremos un par de clasificaciones que quizá te inspiren en la creación de tu historia.

Así, podemos clasificar el Storytelling atendiendo a los siguientes criterios:

Según dónde lo haces:

Internet multiplica las posibilidades y los formatos disponibles a la hora de compartir una historia:

  • En la página “sobre nosotros”
  • A través de publicaciones en RRSS
  • En los artículos de tu blog,
  • En tus vídeos de empresa
  • Presentación o briefing de empresa
  • Anuncios en cualquier formato
  • Entrevistas

Ten en cuenta que no son excluyentes entre sí, ¡al contrario! Desarrollar una historia capaz de atravesar diferentes formatos la hará mucho más rica y consistente. Hay que implicar tiempo y recursos, pero el resultado valdrá la pena.

Es el caso de la técnica de “storytelling transmedia”, que consiste en fraccionar la historia diseminando sus partes a través de las diferentes plataformas que maneja la empresa. Así, cada canal cuenta una parte de la historia y para su comprensión, el usuario debe interactuar recorriendo las diferentes plataformas o canales.

Un buen ejemplo, muy recurrido pero esclarecedor: La narrativa del mundo Starwars se extiende a través de películas en cine y televisión, cómics, videojuegos y más. En los últimos cuarenta años, esta saga nunca deja de atraer fans y se considera la franquicia transmedia más rentable del mundo.

No podemos emular el éxito de esta famosa saga, pero sí podemos mantener la coherencia de la historia y la personalidad de nuestra marca a través de todos los canales y formatos. Es una clave para el éxito de tu estrategia de storytelling.

¿De qué habla tu historia?

Tu storytelling puede tratar sobre:

  • Misión, o por qué existe tu marca: Por qué existes y por qué haces las cosas es lo que te diferencia de tus competidores.
  • Visión: Tu historia puede apoyarse en la imagen sobre el futuro de tu empresa
  • Valores: Es quizá lo que mejor define a tu empresa, siempre que hayas hecho una buena reflexión a la hora de elegirlos y no hayas escogido los que suenan mejor. Revisa tus valores, asegúrate de que reflejan de verdad la personalidad de tu empresa y tendrás un excelente punto de partida para tu storytelling.
  • Pasado: Aplicable en marcas con cierto recorrido, consiste en contar la historia del pasado de la marca y su evolución.
  • Personas: Las historias sobre personas son las más atractivas. Puedes aprovechar la historia de tu fundador, las de tus clientes y/o las de tus empleados.
  • Cultura de la organización y su porqué, para destacarla como valor diferencial.
  • Tu producto : ingredientes, proceso productivo…
  • Eventos que la empresa patrocina o en los que participa. Sirve para destacar los intereses de la empresa, lo que contribuye a dotarla de personalidad.

 De nuevo, los diferentes elementos de esta clasificación no se excluyen entre sí. De la misma manera que tratamos de conectar los diferentes canales y formatos que maneja la marca, será perfecto si puedes conectar también los diferentes elementos relacionados.

Conclusiones


Muchas marcas han conseguido diferenciarse de la competencia o mejorar su imagen gracias a esta estrategia. Entre los más exitosos de los últimos tiempos están La Lotería, Campofrío o Ikea, por citar algunos.

El Storytelling te da la oportunidad de destacar contando tu historia, de diferenciarte realzando la mejor versión de tu marca. Es una oportunidad que no debes desaprovechar, ¡con toda la competencia que hay en el mercado!

 

¿Conoces algún ejemplo de buen storytelling que quieras compartir?

Déjalo en comentarios, ¡eso ayudaría a mejorar el post!

 

Imágenes cedidas por Deposit photos.

 

Hola, soy Natalia y me dedico a crear contenidos, como siempre digo, que todo el mundo quiera compartir. Me he formado en diferentes ramas del Marketing digital y he ganado experiencia trabajando por cuenta propia y ajena. En mi blog enclaveproductiva.es comparto todo lo que voy aprendiendo o me parece útil sobre Marketing Digital, Contenidos y Herramientas online

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies