Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo, esta frase atribuida a Albert Einstein resume a la perfección un método usado por mucha gente a la hora de vender y destacar entre la multitud. Por ejemplo, un empaquetado o packaging personalizado es una forma altamente efectiva para llamar la atención de nuestros clientes y al mismo tiempo un sistema para hacer las cosas de forma diferente demostrando capacidad innovadora y creativa al aumentar el valor del producto.

Mucha gente es capaz de pagar más por un producto solo por la buena presentación o imagen externa que presenta y no tanto por el producto en sí.

De hecho, las compañías cada vez más le dan mayor atención al packaging ya que es una fórmula que no solo ofrece información al consumidor a través de una buena presentación, también nos sirve para llamar la atención del cliente reducir costes e incluso demostrar una imagen de marca y nuestros valores y compromiso con el medio ambiente usando materiales reciclables o destinando parte de los costes a una entidad social u ONG.

¿Cuáles son las ventajas de un packaging personalizado?


Gigantes tecnológicos como Apple o Xiaomi llevan tiempo demostrando el potencial que tiene el  packaging como estrategia comercial y como muchos clientes se vuelven locos cada vez que sale un nuevo producto y hacen vídeos de unboxing y desempaquetado para relatar cómo les llega el producto, cómo viene envuelto y por qué es tan valioso el producto que acaban de comprar.

Y todo esto solo con una estrategia basada en el packaging. Esta estrategia tan exitosa es posible elevarla a un nivel superior gracias al packaging personalizado. Si a los beneficios del packaging (reducción de costes, mayor demanda del producto, aumento del valor percibido del producto, crear una marca atractiva) le sumas la imaginación, es decir, la personalización, las posibilidades del resultado son infinitas.

Todo esto se traduce en un mayor porcentaje de clientes, más ventas, un incremento de fidelidad del cliente, en mejor imagen de marca, en resumen, todo un éxito.

¿Cuántas clases de packaging para e-commerce existen?


clases de packaging para e-commerce

Vamos a hablar de los diferentes tipos de packaging que hay para e-commerce. Los tipos de empaquetado dependerán en gran medida de la clase de producto que vendamos. No es lo mismo vender y empaquetar zapatos que móviles, calendarios, cámaras fotográficas o tazas.

Los objetos mencionados antes son pequeños y similares en tamaño, en torno a 10 y 30 centímetros, sin embargo, el peso, la altura, el tamaño, pero sobre todo, las características del producto hacen que el empaquetado de cada producto varíe.

De esta forma, nos podemos encontrar con los siguientes

Tipos de packaging:

  • Sobres personalizados. Esta forma de embalaje es una de las más usadas por los e-commerce, en especial, aquellas tiendas electrónicas que venden objetos pequeños como libros, cds, calendarios o DVD. Los sobres son la forma de envío de toda la vida y la única evolución que ha recibido es el aumento de tamaño y el uso de materiales protectores como las burbujas o el cartón reforzado. Sin embargo, la protección no está reñida con el diseño, y gracias a la posibilidad de personalizar los sobres con el mensaje o dibujo que más guste al cliente damos respuesta a la demanda del público que busca algo diferente.
  • Cajas de cartón para envíos. Al margen de los sobres, las cajas de cartón posiblemente sean el embalaje más usado en las tiendas electrónicas o e-commerce. Las clases de cajas que existen son las siguientes: cajas planas, de doble adhesivo, desmontables, de doble canal o canal simple. Las cajas de cartón sirven para envolver productos de moda, perfumes, moda y cosmética, además de objetos tecnológicos como tabletas, teléfonos móviles, cámaras fotográficas y memorias USB. Las cajas de cartón suelen usar cartón corrugado y en ocasiones papel de kraft de calidad con un tamaño medio y pequeño apto para para la mayoría de productos. Pero además, son ideales para mejorar la presentación del mismo y se pueden personalizar al igual que los sobres por lo que son una de las opciones preferidas por las tiendas online.
  • Embalajes ecológicos. Los empaquetados ecológicos incluyen sobres, cajas pequeñas, medianas y grandes con lo que es posible enviar y recibir cualquier objeto sin importar el tamaño. Ofrecer información al usuario de la contribución que hace al usar paquetes ecológicos o verdes es una forma de concienciación de la sociedad y una apuesta de empresas que apuestan por mostrar sus valores y colaboración con el medio ambiente haciendo proyectos de reforestación o campañas de publicidad y ayuda a ONGs como WWF.
  • Existen más clases de packaging como insertos, cajas plegables, materiales de protección y amortiguación, burbujas, plásticos, divisores y tabiques que aumentan la resistencia del producto y ofrecen protección adicional. Estos objetos son usados para enviar productos frágiles como frutas, envases de cristal, botellas de vino y productos similares.

En resumen, es el objeto que queremos enviar lo que determina el tipo de packaging, por ello, es conveniente adaptarnos al producto sin renunciar al estilo y salir de los diseños generalistas que son demasiado aburridos y optar por lo original como ofrecer el envío de cajas a medida, sobres personalizados, solapas y cierres de calidad o un innovador y divertido logotipo.

¿Cuál es el packaging que le conviene a nuestro comercio electrónico?


¿Cuál es el packaging que le conviene a nuestro comercio electrónico?

La clave para saber cuál es el mejor packaging para usar en nuestro e-commerce es adaptar el embalaje al tamaño del producto que vendamos y trasladar nuestros valores y mensaje de marca a través del pacaking. Pero, ¿cómo lo conseguimos?

Primero tenemos que saber cuáles son los valores de marca que queremos transmitir y estudiar las mejores opciones en cuanto a los materiales para trasladar nuestro mensaje. Pero no solo tenemos que tener en cuenta el exterior, sino también el interior.

Y es que hay que cuidar el diseño por dentro y por fuera. A veces, la parte interior es más importante que la exterior. Por cierto, debes estudiar bien el tema de las cajas ya que escoger el tamaño de la caja que mejor se adapte nos va a permitir ahorrar costes de impresión, de envío, etcétera.

El packaging personalizado debe ser bueno, bonito y barato. Es decir, que sea duro y resistente, que cueste poco y que le guste al cliente. Si tienes problemas para incorporar el diseño o logotipo al paquete, piensa en soluciones fáciles como pegatinas, firmas, dedicatorias personales o notas distintas que se puedan añadir en el interior y el exterior para darle un toque distintivo y rompedor.

Una parte que no debes descuidar es la atención al cliente. Por ello, te recomendamos que hagas encuestas de satisfacción y las aproveches para hacer regalos, promociones, concursos, etcétera.

Una idea es incorporar sobres personalizados con descuentos para futuros envíos y por supuesto la posibilidad de reutilizar el packaging hará que ganes puntos con tu cliente. Piensa que el empaquetado, en especial, el packaging personalizado es una forma muy poderosa de hacer crecer un negocio ya que aseguras la confianza con el cliente con un método visual, efectivo y contrastado.

Y es que el en caso de los e-commerce, el producto que vendemos es nuestra mejor carta de presentación, y por tanto, debemos asegurarnos de que causemos un gran impacto en el cliente en nuestra primera toma de contacto con él, es decir, cuando llega el paquete a su casa y lo abre. ¿O acaso no prefieres una caja de cartón bonita y con dibujos que una normal y poco original?

 

Imágenes designed by Freepik

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies